3. LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS.
3.1. Introducción

La existencia de los grupos parlamentarios en el seno del Parlamento de Andalucía es una exigencia impuesta por el Estatuto de Autonomía, cuyo artículo 27 remite al Reglamento del Parlamento de Andalucía la determinación del número mínimo de diputados que los componen, impone su participación en la Diputación Permanente y en todas las comisiones en proporción a su importancia numérica y les reconoce legitimación para solicitar sesiones extraordinarias.

Partiendo de estas determinaciones estatutarias, la regulación de los grupos parlamentarios en los tres reglamentos aprobados hasta la fecha no ha variado sustancialmente, pues en todos ellos se ha establecido una configuración de los mismos que los ha convertido en los principales protagonistas de la vida del Parlamento y que ha estado orientada a evitar la excesiva fragmentación política de la Cámara y a conseguir la mayor correspondencia posible entre ellos y los distintos partidos políticos y coaliciones con representación electoral, con la consecuencia de que, en la práctica, las incidencias y modificaciones experimentadas por los grupos parlamentarios a lo largo de la historia del Parlamento, y especialmente por el Grupo Parlamentario Mixto, han estado estrechamente ligadas a las de los distintos partidos o formaciones políticas con representación parlamentaria.

Los grupos parlamentarios se constituyen dentro de los cinco días siguientes a la Sesión Constitutiva del Parlamento, mediante escrito dirigido a la Mesa de la Cámara. La única excepción a esta regla la constituye el Grupo Mixto, que, dado su carácter residual, puede constituirse durante el transcurso de la legislatura.

En el primer reglamento del Parlamento, aprobado el día 3 de noviembre de 1982, se exige un número mínimo de cinco diputados para constituir grupo parlamentario, aunque como excepción se permite también que puedan constituirse en grupo parlamentario los diputados de una formación política que hubiese obtenido al menos tres escaños y el 5% de los votos emitidos en el conjunto de Andalucía -artículo 20-. Con menor número de diputados sólo se puede constituir el Grupo Parlamentario Mixto, en el que se integran obligatoriamente aquellos diputados que no se hayan incorporado a los restantes grupos parlamentarios o que hayan causado baja en los mismos en el transcurso de la legislatura -artículos 22 y 24-. Su correlación con las distintas fuerzas electorales se fomenta limitando la libertad de los diputados para constituirlos y para adscribirse a los mismos, de modo que se prohíbe que puedan constituir grupo parlamentario separado los diputados que al tiempo de las elecciones pertenezcan a un mismo partido o coalición electoral y los que en ese momento pertenecieran a formaciones políticas que no se hayan presentado como tales a las elecciones -artículo 20.2º y 3º-. Por su parte, los diputados que no sean miembros de ninguno de los grupos parlamentarios constituidos o que adquieran su condición con posterioridad a las sesión constitutiva del Parlamento precisan, para incorporarse a un grupo parlamentario, la aceptación del portavoz del mismo -artículos 21.3 y 23-, y, finalmente, los diputados que durante el transcurso de la legislatura causen baja en el grupo parlamentario en el que se encuentren adscritos se han de integrar obligatoriamente en el Grupo Mixto -artículo 24-, limitando de esta forma el transfugismo político.

Esta configuración se ha mantenido en los dos reglamentos aprobados con posterioridad, cuyas modificaciones han estado orientadas precisamente a reforzar las restricciones a la libre constitución y adscripción de los diputados a los grupos parlamentarios para conseguir la mayor correspondencia posible entre éstos y las distintas fuerzas políticas con representación electoral. Así, en el reglamento aprobado el 24 de abril de 1991 durante la III legislatura, y probablemente como reacción a las numerosas incidencias producidas durante la anterior en la composición de los grupos de la Cámara y a la importancia que durante la misma adquirió el Grupo Mixto, se modifican los artículos 22, 23 y 24, imponiendo a los diputados su integración en el grupo parlamentario en cuya candidatura hubieren concurrido a las elecciones o en su defecto en el Grupo Mixto y permitiendo que los diputados adscritos al Grupo Mixto puedan retornar al grupo parlamentario al que hubieran pertenecido, con el consentimiento del portavoz del mismo. Estas mismas medidas se mantienen en el reglamento aprobado en la IV legislatura, el día 20 de abril de 1995, pero limitando temporalmente el ejercicio de la facultad de adscripción al Grupo Mixto, que sólo podrá ejercitarse en los cinco primeros días de cada período ordinario de sesiones -artículo 24.1-.

Como principales incidencias en la composición de los grupos parlamentarios en las distintas legislaturas del Parlamento de Andalucía se pueden destacar las citadas en los siguientes puntos del presente tema.