BOPA nº 345, pag. 19864 de la VII Legislatura (22/12/2005)


En cumplimiento del Real Decreto 4/2010, por el que se regula el Esquema Nacional de Interoperabilidad en el ámbito de la Administración Electrónica, los archivos pdf anteriores cumplen el estándar ISO 19005-1:2005 o el ISO 32000-1:2008.

Puede obtener un lector pdf compatible con dichos estándares en: https://pdfreaders.org; donde no se facilita un programa en exclusiva además de seguir la recomendación de la Unión Europea de usar software libre.



7-05/PL-000003, Ley de Artesanía de Andalucía
Aprobada por el Pleno del Parlamento en sesión celebrada los días 14 y 15
de diciembre de 2005
Orden de publicación de 15 de diciembre de 2005
LEY DE ARTESANÍA DE ANDALUCÍA
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
La Constitución Española, en su artículo 130.1, dispone que los poderes
públicos atenderán a la modernización y desarrollo de todos los sectores
económicos, entre los que se cita expresamente a la artesanía, con el fin
de equiparar el nivel de vida de todos los españoles.
La presente Ley, además de cumplir el citado mandato constitucional,
encuentra su habilitación en el artículo 13.19 del Estatuto de Autonomía
para Andalucía, que atribuye a la Comunidad Autónoma competencia exclusiva
en materia de artesanía.
Por otra parte, el Estatuto de Autonomía en su artículo 12.3, apartados 2
y 3, considera como objetivos básicos en el ejercicio de los poderes
públicos de la Comunidad Autónoma el afianzar la conciencia de identidad
andaluza a través de la investigación, difusión y conocimiento de los
valores históricos, culturales y lingüísticos del pueblo andaluz en toda
su riqueza y variedad, así como el aprovechamiento y la potenciación de
todos los recursos económicos de Andalucía.
Precisamente, la artesanía elaborada en Andalucía constituye en muchas de
sus manifestaciones la expresión formal y cultural de su propia historia,
siendo un claro testimonio de las costumbres y tradiciones para la
formación del patrimonio etnográfico de un pueblo cuyas circunstancias
históricas, económicas y socioculturales han contribuido a que el sector
artesano venga a desempeñar un papel relevante en la vida económica de
Andalucía, constituyendo verdaderos tesoros humanos vivos, según
definición de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la
Ciencia y la Cultura.
Es conveniente, por tanto, reconocer a la artesanía su valor como fuente
generadora de empleo, medio de cohesión social y recurso turístico y
cultural de alta potencialidad, así como divulgar todas aquellas
manifestaciones artesanales de interés tradicional o de arraigo en la
Comunidad Autónoma de Andalucía, a fin de recuperar la importancia
cultural, social y económica que le corresponde, mejorando de esta forma
el acceso de los artesanos y artesanas al mercado.
Se hace necesario, por otro lado, una regulación de la actividad artesana
que potencie las condiciones de desempeño de los diferentes oficios
artesanales, mediante la vertebración del sector y la modernización de las
empresas artesanas de acuerdo a las actuales tendencias de la economía
global, con arreglo a un enfoque adecuado de sus objetivos de
comercialización. En este contexto, la presente Ley tiene por finalidad
vertebrar el sector mediante el Registro de Artesanos de Andalucía y el
Repertorio de Oficios Artesanos; estimular la formación de asociaciones
con objeto de mejorar la necesaria comunicación entre los sectores
implicados; fomentar, mediante su otorgamiento, el reconocimiento y
dignidad social que implica la obtención de la Carta de Maestro Artesano,
y por último, otorgar un adecuado marco jurídico a las distintas
manifestaciones artesanales de Andalucía mediante denominaciones de
calidad y su correcta utilización a través de la instauración de un
régimen de infracciones y sanciones.
Por ello, estamos ante un nuevo marco legal de la artesanía en la
Comunidad Autónoma de Andalucía, compatible con los planteamientos de la
Ley 1/1991, de 3 de julio, de Patrimonio Histórico de Andalucía,
suficiente para atender a la compleja problemática del sector artesano,
que intenta no sólo la identificación sistemática y estructural de la
actividad económica artesanal, sino que encuadra a la artesanía en un
contexto modernizador, proclive a las nuevas demandas del mercado, abierto
al exterior, coordinado con el resto de las actividades económicas y con
evidente vocación de impulsar, actualizar y elevar la renta de los
artesanos de nuestra Comunidad Autónoma.
La presente Ley se estructura en siete títulos con un total de treinta
artículos, una disposición transitoria, otra derogatoria y dos finales.
El TÍTULO I, denominado "Disposiciones generales", establece el ámbito
objetivo de aplicación de la Ley mediante la definición de artesanía. El
Repertorio de Oficios Artesanos delimitará el ámbito del sector artesanal,
que en el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía tiene el
carácter de actividad artesana.
El TÍTULO II, denominado "Los sujetos artesanos y su reconocimiento",
tiene por objeto regular el ámbito subjetivo de la Ley; así, se incluye
una clasificación de los sujetos artesanos y se crea el Registro de
Artesanos de Andalucía, con la finalidad de posibilitar la inscripción de
los mismos en orden a su reconocimiento por parte de la Administración de
la Junta de Andalucía.
Dicha inscripción comporta la expedición por parte de la Consejería
competente en materia de artesanía de la llamada Carta de Artesano o
Artesana, con una vigencia de cuatro años y la posibilidad de su
renovación.
El TÍTULO III, "Denominaciones de calidad de la artesanía", se ocupa de
los distintivos de calidad del producto artesano como garantía de calidad
e identificación de procedencia de un producto artesano y las Zonas de
Interés Artesanal como aquellas agrupaciones municipales, áreas
geográficas o zonas localizadas de una población en la que concurren
características especiales de producción, comercialización o concentración
de talleres artesanos. Como supuesto específico se recogen de igual forma
los llamados Puntos de Interés Artesanal.
El TÍTULO IV tiene como objeto la llamada Carta de Maestro Artesano. Dicha
distinción honorífica se concede a aquel artesano o artesana individual en
quien concurran méritos extraordinarios relacionados con el mantenimiento
de su oficio, su experiencia profesional o la promoción de su actividad.
La Comisión de Artesanía de Andalucía constituye el objeto del TÍTULO V.
Se trata del órgano colegiado de asesoramiento adscrito a la Consejería
competente en materia de artesanía, en el que estarán representadas las
entidades públicas y privadas relacionadas con el sector, así como los
propios artesanos y artesanas.
El TÍTULO VI, denominado "Fomento de la artesanía", va dirigido a fijar el
objeto del Plan Integral para el Fomento de la Artesanía en Andalucía, que
será aprobado por el Consejo de Gobierno.
El TÍTULO VII se ocupa de las "Infracciones y sanciones", regulando las
infracciones en materia de artesanía, tipificando, entre otras, el uso
indebido tanto del distintivo de calidad del producto artesano como de la
Carta de Artesano o Artesana.
TÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 1. Objeto y fines.
1. Constituye el objeto de la presente Ley la ordenación y la promoción de
la actividad económica del sector artesano en la Comunidad Autónoma de
Andalucía.
2. La presente Ley tendrá los siguientes fines:
a) Fomentar la modernización y reestructuración de las actividades
artesanales mejorando la calidad de la producción, sus condiciones de
rentabilidad, gestión y competitividad en el mercado, suprimiendo las
barreras que puedan oponerse a su desarrollo en la Comunidad Autónoma de
Andalucía, todo ello de acuerdo con el principio de sostenibilidad
económica.
b) Promover la creación de canales de comercialización adecuados, que
potencien el desarrollo económico, social y cultural de esta actividad,
mejorando sus condiciones de rentabilidad, gestión y competitividad.
c) Documentar y recuperar las manifestaciones artesanales propias de
Andalucía, procurar la permanencia de las ya existentes y divulgarlas.
d) Favorecer la creación de tejido empresarial y el autoempleo, así como
la cooperación y asociación empresarial.
e) Impulsar la creación de nuevas actividades artesanales.
f) Atender y fomentar la participación de los agentes implicados haciendo
efectivos los principios de participación y de colaboración.
g) Favorecer el acceso del sector artesano a las líneas de crédito
preferenciales o a las subvenciones que se puedan establecer por parte de
la Administración de la Junta de Andalucía y de las Administraciones
Públicas en general.
h) Vincular las manifestaciones artesanales con los recursos y actividades
turísticos y culturales de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
i) Favorecer la formación de artesanos y artesanas y propiciar el
desarrollo de sus actividades, fomentando las vocaciones personales y la
divulgación de técnicas artesanales.
j) Estimular el conocimiento de la artesanía, así como el desarrollo de su
enseñanza en los sistemas educativos y en los centros escolares.
Artículo 2. Ámbito de aplicación.
La ordenación establecida por la presente Ley será de aplicación a los
artesanos y artesanas individuales, empresas, asociaciones, federaciones y
confederaciones de artesanos que desa¦rrollen su actividad en el ámbito
territorial de la Comunidad Autónoma de Andalucía, así como a los
productos artesanos.
Artículo 3. Definición de artesanía.
Se considera artesanía, a los efectos de la presente Ley, la actividad
económica con ánimo de lucro de creación, producción, transformación y
restauración de productos, mediante sistemas singulares de manufactura en
los que la intervención personal es determinante para el control del
proceso de elaboración y acabado. Esta actividad estará basada en el
dominio o conocimiento de técnicas tradicionales o especiales en la
selección y tratamiento de materias primas o en el sentido estético de su
combinación y tendrá como resultado final un producto individualizado, no
susceptible de producción totalmente mecanizada, para su comercialización.
Artículo 4. Repertorio de Oficios Artesanos de la Comunidad Autónoma de
Andalucía.
1. El Repertorio de Oficios Artesanos tiene como finalidad delimitar el
conjunto de actividades que, en el territorio de la Comunidad Autónoma de
Andalucía, forman parte del sector artesanal, al reunir los requisitos
establecidos en el artículo 3 de la presente Ley.
2. La aprobación del Repertorio se realizará por Decreto del Consejo de
Gobierno, oída la Comisión de Artesanía de Andalucía.
TÍTULO II
LOS SUJETOS ARTESANOS Y SU RECONOCIMIENTO
CAPÍTULO I
Sujetos artesanos
Artículo 5. Sujetos artesanos.
1. Son sujetos artesanos aquellas personas físicas o jurídicas cuya
dedicación y objeto principal sea el desempeño de una o varias de las
actividades artesanas incluidas en el Repertorio de Oficios Artesanos,
mediante la afectación a las mismas de un local o taller habilitado al
efecto con carácter permanente.
De igual forma, son sujetos artesanos las asociaciones, las federaciones y
las confederaciones cuyos estatutos incluyan como objeto social principal
la realización o fomento de actividades artesanas.
2. De acuerdo con el apartado anterior, a los efectos de la presente Ley
tendrán la consideración de sujetos artesanos los siguientes:
a) El artesano o artesana individual.
Es la persona física que ejerce su actividad por cuenta propia o ajena,
mediante su intervención personal en el proceso de producción o acabado
del producto artesano.
b) La empresa artesana.
Es aquella organización de capital, bienes y personas, que, bajo la
titularidad de una persona física o jurídica, realiza una actividad
económica de producción de un producto o productos artesanales elaborados
conforme al artículo 3.
c) Las asociaciones de artesanos.
Son aquellas asociaciones profesionales constituidas legalmente cuyos
miembros son artesanos o artesanas individuales o empresas artesanas y
cuyos estatutos incluyen como objeto principal el fomento y la defensa de
la artesanía.
d) Federación de artesanos.
Es la entidad asociativa constituida legalmente y compuesta por
asociaciones de artesanos.
e) Confederaciones de artesanos.
Son las entidades asociativas constituidas legalmente y compuestas por
federaciones de artesanos.
f) El Maestro Artesano.
Es el artesano o la artesana individual en quien concurren méritos
extraordinarios relacionados con su experiencia profesional, el
mantenimiento de un oficio o la promoción de su actividad artesana, de
acuerdo con lo establecido en el Título IV de esta Ley.
Artículo 6. Deberes y obligaciones de los sujetos artesanos.
Los sujetos artesanos tendrán los siguientes deberes y obligaciones:
a) Comunicar al Registro de Artesanos de Andalucía, en el plazo que
reglamentariamente se determine, el cese de la actividad o cualquier
cambio que suponga modificación de los datos contenidos en el mismo.
b) Mantener en vigor la Carta de Artesano y hacer uso de ella de acuerdo
con lo establecido en esta Ley y en sus normas de desarrollo.
c) Hacer uso de la Carta de Artesano sólo si se cumplen los requisitos
para tener la consideración de sujeto artesano y no ha caducado la
inscripción en el Registro.
d) Utilizar los distintivos de calidad que se establezcan por la
Consejería competente en materia de artesanía, de acuerdo con lo
establecido en los artículos 11, 12 y 13 de esta Ley y en sus normas de
desarrollo.
e) Hacer publicidad o promoción de productos de artesanía elaborados en
Andalucía sólo cuando posean tal consideración según esta Ley y sus normas
de desarrollo.
f) En caso de constituir o formar parte de una Zona o Punto de Interés
Artesanal, informar a la Consejería competente en materia de artesanía
sobre la variación de alguna de las circunstancias que motivaron la
declaración.
g) Utilizar el distintivo de Zona o Punto de Interés Artesanal sólo si se
encuentra afectado por la declaración y ésta permanece en vigor.
h) El uso debido de la Carta de Maestro Artesano, de acuerdo con esta Ley
y sus normas de desarrollo.
CAPÍTULO II
El Registro de Artesanos de Andalucía
Artículo 7. Registro de Artesanos de Andalucía.
1. Se crea el Registro de Artesanos de Andalucía, de naturaleza
administrativa y carácter público y gratuito, como un servicio que tiene
por objeto la inscripción voluntaria de los sujetos artesanos para su
reconocimiento por parte de la Consejería competente en materia de
artesanía.
2. La inscripción en el Registro de Artesanos de Andalucía es un requisito
indispensable para que el sujeto artesano pueda ostentar los siguientes
derechos:
a) Ser reconocido como sujeto artesano mediante la expedición de la
correspondiente Carta de Artesano o Artesana.
b) Solicitar el otorgamiento o concesión de alguno de los distintivos de
calidad de la artesanía regulados por el Título III de la presente Ley.
c) Participar en las convocatorias de concesión de subvenciones y ayudas
relacionadas con el ejercicio de la actividad artesanal que sean
efectuadas por la Consejería competente en materia de artesanía, así como
en los procedimientos de concesión directa.
d) Participar en los eventos feriales que se organicen por la Consejería
competente en materia de artesanía, en los términos que se establezca.
e) Participar en cursos, conferencias y demás actividades de esta índole
que organice la Consejería competente en materia de artesanía, o en las
que organice el sector con la colaboración de dicha Consejería.
f) Participar en las acciones derivadas del Plan Integral para el Fomento
de la Artesanía en Andalucía, en los términos que se establezca.
Artículo 8. Organización del Registro de Artesanos de Andalucía.
1. El Registro de Artesanos de Andalucía es único.
2. El Registro constará, al menos, de las siguientes secciones:
a) De los artesanos y artesanas individuales.
b) De las empresas artesanas.
c) De las asociaciones de artesanos.
d) De las federaciones de artesanos.
e) De las confederaciones de artesanos.
f) De los maestros artesanos.
3. El Registro de Artesanos de Andalucía estará basado en los principios
de unidad y desconcentración. Reglamentariamente se establecerá su régimen
de funcionamiento, potenciándose su tratamiento y acceso por medios
telemáticos.
Artículo 9. Caducidad de la inscripción en el Registro de Artesanos de
Andalucía.
1. Son causas de caducidad y consiguiente pérdida de vigencia de la
inscripción del sujeto artesano en el Registro de Artesanos de Andalucía
las siguientes:
a) La no renovación de la Carta de Artesano o Artesana.
b) El cese de la actividad, la extinción de la personalidad jurídica de la
empresa o la disolución de la asociación, federación o confederación de
artesanos.
c) La pérdida de alguno de los requisitos exigidos para tener la
consideración de sujeto artesano.
2. La declaración de caducidad será adoptada, previa tramitación de
procedimiento contradictorio, cuando proceda.
CAPÍTULO III
Carta de Artesano o Artesana
Artículo 10. Carta de Artesano o Artesana.
1. La Carta de Artesano o Artesana es el documento emitido por la
Consejería competente en materia de artesanía con el objeto de identificar
públicamente la condición de sujeto artesano de su titular.
2. La Carta de Artesano o Artesana será emitida de oficio una vez
realizada la primera inscripción del sujeto artesano en el Registro de
Artesanos de Andalucía. Su vigencia será de cuatro años, renovable de
acuerdo con las normas de utilización que se aprueben en desarrollo de la
presente Ley.
3. La Carta de Artesano o Artesana será expedida por la Delegación
Provincial de la Consejería competente en materia de artesanía a los
siguientes sujetos artesanos inscritos:
- Artesano o artesana individual.
- Empresa artesana.
- Asociaciones de artesanos.
- Federaciones de artesanos.
- Confederaciones de artesanos.
4. El contenido y formato de la Carta de Artesano o Artesana serán
establecidos reglamentariamente.
TÍTULO III
DENOMINACIONES DE CALIDAD DE LA ARTESANÍA
CAPÍTULO I
Distintivo de la calidad y procedencia del producto artesano
Artículo 11. Distintivos de calidad.
1. La Consejería competente en materia de artesanía fomentará la
comercialización de los productos artesanos de Andalucía mediante la
creación de distintivos destinados a garantizar en el mercado la calidad e
identificación de procedencia de un determinado producto artesano, todo
ello sin perjuicio del cumplimiento de la legislación en materia de marcas
y demás normativa sectorial, en los casos en que le sea aplicable.
2. El contenido, denominación y caracteres de los mencionados distintivos
de calidad serán aprobados mediante Orden del titular de la Consejería
competente en materia de artesanía, oída la Comisión de Artesanía de
Andalucía.
Artículo 12. Otorgamiento.
Mediante Orden del titular de la Consejería competente en materia de
artesanía se regulará el ámbito de aplicación de los distintivos, el
procedimiento para su otorgamiento, así como los requisitos que deberán
reunir los sujetos peticionarios, que, en todo caso, deberán constar
inscritos en el Registro de Artesanos de Andalucía.
Artículo 13. Efectos.
1. La resolución que otorgue el distintivo de calidad y procedencia del
producto artesano especificará las condiciones y requisitos de
utilización, y se incorporará de oficio a la hoja abierta a cada sujeto
artesano afectado en el Registro de Artesanos de Andalucía, mediante
trascripción literal del nombre del producto sobre el que recae.
2. El incumplimiento de las condiciones incluidas en la resolución
establecida en el apartado anterior podrá dar lugar a la revocación del
distintivo concedido, previo procedimiento administrativo instruido al
efecto.
CAPÍTULO II
Las Zonas y Puntos de Interés Artesanal
Artículo 14. Definición.
1. A los efectos de esta Ley, se considera Zona de Interés Artesanal al
territorio formado por agrupaciones municipales, términos municipales o
parte de los mismos, si concurren en ellos especiales características de
producción o comercialización de productos artesanos o de concentración de
talleres artesanos, cuyos productos se identifican como genuinos de las
mismas.
2. Se denomina Punto de Interés Artesanal aquel determinado local o
taller, o número de locales o talleres en los que concurran las especiales
características de producción o comercialización de productos artesanos
mencionadas en el párrafo anterior, a pesar de que no se sitúen en una
zona de concentración de talleres artesanos ni que sus productos se
identifiquen como genuinos de la misma.
Artículo 15. Declaraciones.
1. El procedimiento de declaración de Zonas y Puntos de Interés Artesanal
podrá iniciarse a solicitud de las asociaciones, federaciones o
confederación de artesanos con domicilio social en el ámbito para el que
se solicite, o de oficio por la Consejería competente en materia de
artesanía.
2. La declaración de Zonas o Puntos de Interés Artesanal será otorgada por
el titular de la Consejería competente en materia de artesanía, oída la
Comisión de Artesanía de Andalucía.
3. El procedimiento para el otorgamiento, revisión y revocación de las
Zonas y Puntos de Interés Artesanal, así como la aprobación del distintivo
identificativo, será regulado mediante Orden de la Consejería competente
en materia de artesanía.
Artículo 16. Efectos.
1. La declaración como Zona o Punto de Interés Artesanal implicará los
siguientes efectos:
a) Identificar públicamente la Zona o Punto de Interés Artesanal con el
distintivo de identificación concedido.
b) Figurar en las publicaciones y guías oficiales de la artesanía y de
turismo que se publiquen por la Administración de la Junta de Andalucía,
así como participar en los términos que se determine en aquellos
encuentros feriales que se organicen.
2. La declaración de Zona o Punto de Interés Artesanal se inscribirá de
oficio en la hoja abierta en el Registro de Artesanos de Andalucía a cada
sujeto artesano afectado.
3. La declaración como Zona o Punto de Interés Artesanal tendrá carácter
indefinido, pudiendo dejarse sin efecto por alguna de las siguientes
causas:
a) Variación sustancial de las circunstancias que dieron lugar a la
declaración.b) A petición de quienes instaron la declaración, oída la
Comisión de Artesanía de Andalucía.
c) Otras que se puedan establecer reglamentariamente.
TÍTULO IV
MAESTRO ARTESANO
Artículo 17. Definición.
1. Se considera Maestro Artesano aquel artesano o artesana en quien
concurran las características establecidas en el artícu¦lo 5.2 f) y en el
presente título.
2. El documento que concede la distinción o reconocimiento de Maestro
Artesano se denomina Carta de Maestro Artesano, y tendrá carácter personal
e intransferible.
Artículo 18. Solicitud y otorgamiento.
1. El procedimiento para la concesión de Carta de Maestro Artesano podrá
iniciarse mediante solicitud o de oficio por la Consejería competente en
materia de artesanía.
2. La solicitud se dirigirá al titular de la Consejería competente en
materia de artesanía, contendrá una exposición razonada de los méritos,
antecedentes y cualificaciones del artesano o artesana propuesto, y podrá
ser formulada:
a) Por alguna de las asociaciones, federaciones o confederaciones de
artesanos inscritas en el Registro de Artesanos de Andalucía.
b) Por instituciones públicas o privadas relacionadas con el sector.
3. El otorgamiento de la Carta de Maestro Artesano corresponderá a la
Consejería competente en materia de artesanía, oída la Comisión de
Artesanía de Andalucía.En todo caso, será requisito indispensable para la
concesión de la Carta de Maestro Artesano:
a) Acreditar el desempeño de forma ininterrumpida del oficio artesano
durante un periodo mínimo de quince años, contados hasta la fecha de
iniciación del procedimiento de concesión. Dicha acreditación podrá
llevarse a cabo mediante cualquier medio que asegure el cumplimiento de
este requisito.
b) La concurrencia de méritos suficientes en la persona para quien se
solicita, tales como:
- La influencia que ha tenido en la potenciación de su oficio.
- El ejercicio de oficios en riesgo de extinción o la recuperación de una
actividad artesanal desaparecida.
- La especial incidencia de su actividad en la mejora de los métodos
tradicionales de producción.
- Los trabajos de investigación realizados, así como las titulaciones
académicas y profesionales que posea.
- La transmisión de sus conocimientos artesanos.
- La influencia que su actividad tenga sobre la conservación del
patrimonio cultural de Andalucía.
- La influencia que su actividad tenga sobre el desarrollo económico de
una zona o territorio.
4. La concesión de la Carta de Maestro Artesano dará lugar a su
inscripción de oficio en la sección correspondiente del Registro de
Artesanos de Andalucía.
5. La concesión de la Carta de Maestro Artesano tendrá carácter indefinido.
TÍTULO V
COMISIÓN DE ARTESANÍA DE ANDALUCÍA
Artículo 19. Comisión de Artesanía de Andalucía.
1. Se crea la Comisión de Artesanía de Andalucía como un órgano colegiado
de carácter consultivo y de asesoramiento en materia de artesanía,
adscrito a la Consejería competente en la materia, de composición
paritaria en cuanto al género en los términos establecidos en el artículo
140 de la Ley 18/2003, de 29 de diciembre, por la que se aprueban medidas
fiscales y administrativas, en el que estarán representados las entidades
públicas y privadas relacionadas con el sector, así como los propios
artesanos y artesanas.
2. Su organización, composición y régimen de funcionamiento se establecerá
reglamentariamente.
Artículo 20. Competencias.
La Comisión de Artesanía de Andalucía deberá ser oída preceptivamente,
además de en los supuestos previstos en los ar¦tículos 4.2, 11.2, 15.2,
16.3 b), 18.3, y 21.3 de esta Ley, en los siguientes:
a) En la elaboración de las disposiciones normativas de carácter general
que afecten al sector artesanal y se elaboren en el seno de la Consejería
competente en materia de artesanía.
b) En la elaboración de los planes sectoriales que se realicen sobre
celebración de actividades comerciales o de promoción con interés y
relevancia en el sector, así como de actividades y detección de
necesidades formativas.
c) En aquellos otros asuntos que en esta Ley o reglamentariamente se
determinen o en los que, por su relevancia para la artesanía en la
Comunidad Autónoma de Andalucía, le sea solicitado su parecer por la
Consejería competente en materia de artesanía.
TÍTULO VI
FOMENTO DE LA ARTESANÍA
Artículo 21. Plan Integral para el Fomento de la Artesanía en Andalucía.
1. La Consejería competente en materia de artesanía elaborará un Plan
Integral para el Fomento de la Artesanía en Andalucía, para promover su
permanente desarrollo y difusión, la mejora de la comercialización de los
productos artesanos y el apoyo en materia formativa.
2. El Plan Integral para el Fomento de la Artesanía Andaluza tendrá, al
menos, el siguiente contenido:
a) El análisis y diagnóstico de la evolución de la artesanía en Andalucía.
b) El objetivo finalista y los objetivos intermedios a lograr durante su
vigencia.
c) Las estrategias y los programas de acción para dar cumplimiento a los
objetivos.
d) El programa financiero del Plan.
e) Los mecanismos de evaluación y seguimiento del Plan, así como los
indicadores de su ejecución, indicadores de género y las medidas para
realizar, en su caso, las adaptaciones procedentes.
3. Una vez elaborado el proyecto del Plan Integral para el Fomento de la
Artesanía en Andalucía, deberá ser oída la Comisión de Artesanía de
Andalucía, siendo aprobado por Decreto del Consejo de Gobierno.
4. El Plan Integral será revisado con una periodicidad no superior a
cuatro años.
TÍTULO VII
RÉGIMEN SANCIONADOR
CAPÍTULO I
Infracciones administrativas
Artículo 22. Infracciones administrativas.
1. Se consideran infracciones administrativas en materia de artesanía las
acciones u omisiones tipificadas en la presente Ley, sin perjuicio de que
puedan completarse con las especificaciones previstas en la normativa
reglamentaria de desarrollo.
2. Las infracciones a la normativa en materia de artesanía se clasifican
en leves, graves y muy graves.
Artículo 23. Infracciones leves.
Se consideran infracciones leves:
a) La utilización de la Carta de Artesano o Artesana una vez caducado su
periodo de vigencia.
b) La falta de comunicación al Registro en el plazo reglamentario de
cualquier cambio de los datos contenidos en el mismo.
c) La falta de comunicación al Registro en el plazo reglamentario del cese
de la actividad.
d) El incumplimiento de los deberes y obligaciones propios de la condición
de sujetos artesanos contenidos en esta Ley, así como las que en ejecución
de la misma se establezcan en la normativa de desarrollo, siempre que no
estén tipificadas como infracciones graves ni muy graves.
Artículo 24. Infracciones graves.
Se consideran infracciones graves:
a) La utilización de un distintivo del producto artesano incumpliendo las
condiciones de su otorgamiento.
b) La realización de cualquier forma de publicidad o promoción o
exposición de productos que se califiquen como de artesanía elaborada en
Andalucía y que no hayan sido elaborados en Andalucía de forma artesanal
conforme a lo dispuesto en esta Ley, siempre que no se haya realizado
aquélla en medios de comunicación social.
c) La atribución de poseer la Carta de Artesano o Artesana o la Carta de
Maestro Artesano sin haber sido otorgadas.
d) La utilización de la Carta de Artesano o Artesana cuando haya sido
suprimida o revocada temporalmente.
e) La utilización del distintivo de Zona o Punto de Interés Artesanal
incumpliendo las condiciones de su otorgamiento.
f) El incumplimiento de los deberes y obligaciones contenidos en el
artículo 6, apartados c) y g).
g) La reincidencia en la comisión de infracciones leves.
Artículo 25. Infracciones muy graves.
Se consideran infracciones muy graves:
a) La venta o distribución de productos que, no habiendo sido elaborados
en Andalucía de forma artesanal conforme a lo dispuesto en el artículo 3
de la presente Ley, se identifiquen o califiquen como tales.
b) La utilización de un distintivo de calidad del producto artesano
careciendo de la preceptiva autorización.
c) La realización de cualquier forma de publicidad o promoción en medios
de comunicación social de productos que se califiquen como de artesanía
elaborada en Andalucía y que no hayan sido realizados en dicho territorio
de forma artesanal, conforme a lo dispuesto en esta Ley.
d) El uso indebido de la Carta de Maestro Artesano en la exposición, venta
o publicidad de productos.
e) La negativa, resistencia u obstrucción a las actuaciones de inspección.
f) La reincidencia en la comisión de infracciones graves.
Artículo 26. Personas responsables de las infracciones.
Son responsables de las infracciones tipificadas en la presente Ley las
personas físicas o jurídicas que, por acción u omisión, las realicen, aun
a título de simple inobservancia.
CAPÍTULO II
Sanciones administrativas
Artículo 27. Tipología de las sanciones.
Las infracciones contra lo dispuesto en esta Ley darán lugar a la
imposición de las siguientes sanciones:
a) Principales:
- Apercibimiento.
- Multa.
b) Accesorias:
- Suspensión temporal o revocación del uso de la Carta de Artesano o
Artesana.
- Suspensión temporal del uso de la Carta de Maestro Artesano.
- Suspensión temporal o indefinida del uso de distintivos de calidad o del
uso de los distintivos de identificación de Zonas o Puntos de Interés
Artesanal.
- Retirada de productos.
- Cierre de puntos de elaboración y venta.
Artículo 28. Sanciones.
1. Las infracciones calificadas como leves serán sancionadas con
apercibimiento o multa de 250 euros a 1.250 euros.
2. Las infracciones calificadas como graves serán sancionadas con multa de
1.251 a 25.000 euros. Como sanción accesoria podrá imponerse la retirada
de productos, la suspensión temporal por un periodo inferior a seis meses
del uso de la Carta de Artesano o Artesana o del uso de distintivos de
calidad o del uso de los distintivos de identificación de Zonas o Puntos
de Interés Artesanal, o el cierre de puntos de elaboración y venta, por un
periodo inferior a seis meses.
3. Las infracciones calificadas como muy graves serán sancionadas con
multa de 25.001 a 125.000 euros. Como sanción accesoria podrá imponerse la
retirada de productos, la suspensión temporal de la Carta de Artesano o
Artesana o de la Carta de Maestro Artesano o del uso de distintivos de
calidad o del uso de los distintivos de identificación de Zonas o Puntos
de Interés Artesanal, o el cierre de puntos de elaboración y venta, por un
periodo comprendido entre los seis meses y los tres años.
La revocación de la Carta de Artesano o Artesana procederá, en el caso de
infracciones muy graves, cuando el responsable haya sido sancionado dos o
más veces, mediante resolución firme en vía administrativa, por este tipo
de infracciones en el transcurso de tres años consecutivos y medien graves
perjuicios para los intereses del sector derivados de la conducta del
infractor.
Artículo 29. Graduación de las sanciones.
1. Las sanciones previstas en la presente Ley se impondrán teniendo en
cuenta las circunstancias concurrentes cuando se produjo la infracción
administrativa. A este respecto se considerarán especialmente los
siguientes criterios:
a) La existencia de intencionalidad.
b) La naturaleza de los perjuicios causados.
c) La reincidencia, cuando no haya sido tenida en cuenta para tipificar la
infracción.
d) La cuantía del beneficio ilícito obtenido.
e) El volumen de la actividad económica desarrollada por el sujeto
artesano.
f) La trascendencia social de la infracción y especialmente el número de
personas perjudicadas por la infracción y su alcance.
g) Las repercusiones para el resto del sector.
h) La subsanación durante la tramitación del procedimiento de las
anomalías que dieron origen a su incoación.
2. Se entiende por reincidencia la comisión en el término de un año de una
nueva infracción de la misma naturaleza que otra anteriormente sancionada
por resolución firme.
3. Cuando el beneficio que resulte de la comisión de la infracción fuese
superior al de la multa que le corresponda, ésta será incrementada en la
cuantía equivalente al beneficio obtenido.
4. Atendiendo a las circunstancias de la infracción, cuando los daños y
perjuicios originados a terceros, a la imagen del sector artesano o a los
intereses generales sean de escasa entidad, el órgano competente podrá
imponer a las infracciones muy graves las sanciones correspondientes a las
graves y a las infracciones graves las correspondientes a las leves. En
tales supuestos, deberá justificarse la existencia de dichas
circunstancias y motivarse la resolución.
Artículo 30. Procedimiento sancionador.
1. Son órganos competentes para la imposición de las sanciones previstas
en los artículos anteriores:
a) Los titulares de las Delegaciones Provinciales de la Consejería
competente en materia de artesanía, para la imposición de las sanciones
por infracciones tipificadas como leves.
b) El titular de la Dirección General que tenga atribuidas las
competencias en materia de artesanía, para la imposición de sanciones por
infracciones tipificadas como graves y muy graves.
2. El procedimiento para la imposición de sanciones se ajustará a lo
establecido en la normativa sobre el ejercicio de la potestad sancionadora.
Disposición transitoria única. Inscripción en el Registro de Artesanos de
Andalucía.
La efectividad de lo dispuesto en la letra c) del artículo 7.2 de la
presente Ley tendrá lugar respecto de las subvenciones en materia de
artesanía cuyos procedimientos sean iniciados una vez transcurridos seis
meses desde la entrada en vigor de la norma reglamentaria que posibilite
la inscripción en el Registro de Artesanos de Andalucía.
Disposición derogatoria única. Derogación normativa.
Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se
opongan a lo dispuesto en la presente Ley.
Disposición final primera. Desarrollo reglamentario.
Se autoriza al Consejo de Gobierno para dictar cuantas disposiciones sean
necesarias para el desarrollo y ejecución de la presente Ley.
Disposición final segunda. Plan Integral para el Fomento de la Artesanía
en Andalucía.
En el plazo de un año desde la entrada en vigor de la presente Ley, el
Consejo de Gobierno aprobará el Plan Integral para el Fomento de la
Artesanía en Andalucía.