BOPA nº 412, pag. 23367 de la VII Legislatura (05/04/2006)


En cumplimiento del Real Decreto 4/2010, por el que se regula el Esquema Nacional de Interoperabilidad en el ámbito de la Administración Electrónica, los archivos pdf anteriores cumplen el estándar ISO 19005-1:2005 o el ISO 32000-1:2008.

Puede obtener un lector pdf compatible con dichos estándares en: https://pdfreaders.org; donde no se facilita un programa en exclusiva además de seguir la recomendación de la Unión Europea de usar software libre.



7-06/PL-000004, Proyecto de Ley del Gobierno de la Comunidad Autónoma de
Andalucía
Envío a la Comisión de Coordinación
Apertura del plazo de quince días hábiles, a partir de su publicación,
para la presentación de enmiendas a la totalidad
Sesión de la Mesa del Parlamento de 29 de marzo de 2006
Orden de publicación de 30 de marzo de 2006
PROYECTO DE LEY DEL GOBIERNO DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
I
El Estatuto de Autonomía para Andalucía establece que la Comunidad
Autónoma tiene competencia exclusiva en materia de organización y
estructura de sus instituciones de autogobierno, al tiempo que determina
que sea una ley del Parlamento andaluz la que regule el régimen jurídico y
administrativo del Consejo de Gobierno y el estatuto de sus miembros.
En ejercicio de las citadas previsiones estatutarias, el Parlamento de
Andalucía aprobó la Ley 6/1983, de 21 de julio, del Gobierno y la
Administración de la Comunidad Autónoma, Ley que ha constituido durante
casi un cuarto de siglo la norma fundamental reguladora del Gobierno y la
Administración de la Junta de Andalucía y uno de los pilares básicos del
ordenamiento jurídico autonómico.
Los profundos y trascendentales cambios derivados del ejercicio de la
potestad de autogobierno por las instituciones de Andalucía en desarrollo
del Estado Autonómico reconocido por la Constitución Española, de la
incorporación a la Unión Europea, de las innovaciones científicas y
tecnológicas han determinado una amplia transformación de la sociedad
andaluza; transformación que exige la adecuación del ordenamiento jurídico
a los nuevos tiempos y realidades.
Las circunstancias anteriormente expuestas aconsejan y hacen necesaria la
reforma de la citada Ley 6/1983. Por otra parte, razones de coherencia con
la concepción inveterada del poder político determinan optar, en esta
ocasión, por una regulación separada del Gobierno y de la Administración
de la Junta de Andalucía.
II
Esta Ley se estructura en un Título Preliminar, seis Títulos, una
disposición derogatoria y una final.
El Título Preliminar regula el objeto de la Ley y la posición
institucional de la Presidencia y del Consejo de Gobierno de la Junta de
Andalucía de acuerdo con la Constitución Española y el Estatuto de
Autonomía para Andalucía.
El Título I regula la Presidencia de la Junta en lo que se refiere a la
elección, las atribuciones que le corresponden por ser la suprema
representación de la Comunidad Autónoma, la representación ordinaria del
Estado en Andalucía, las relativas al Parlamento de Andalucía, y,
finalmente, las que ejerce como Presidencia del Consejo de Gobierno.
Asimismo, la Ley regula el cese y los mecanismos de suplencia y el
estatuto personal de quien ejerza la Presidencia de la Junta. Las
novedades principales de este Título se centran, de una parte, en la
ampliación y adecuación de las atribuciones de la Presidencia, resaltando
su proyección exterior; la declaración de incapacidad física y mental de
la persona titular de la Presidencia, que destaca el papel del Parlamento
de Andalucía y simplifica su regulación; una más detallada enumeración de
las causas de cese, considerando la posibilidad de dimisión para acceder a
un cargo público incompatible con la Presidencia de la Junta; y,
finalmente, en cuanto a los efectos del cese, se incorporan previsiones
para la inmediata investidura del nuevo Presidente o Presidenta en los
supuestos no regulados en el Estatuto de Autonomía.
En los Capítulos I y II del Título II, referido al Consejo de Gobierno,
destaca la inclusión, por vez primera en nuestro ordenamiento jurídico, de
la exigencia de que la designación de integrantes del Consejo de Gobierno
responda a un criterio de composición paritaria. No se trata, en efecto,
de una mera declaración retórica, sino de una opción acorde con las
exigencias del artículo 9.2 de la Constitución, dirigido a la consecución
real y efectiva en nuestra Comunidad Autónoma de la igualdad entre hombres
y mujeres. Asimismo, se establecen, por primera vez, las atribuciones de
las personas titulares de las Consejerías en su condición de miembros del
Consejo de Gobierno y se regula de forma más sistemática y detallada el
nombramiento, cese, suplencia y estatuto personal de quienes integran el
Consejo de Gobierno, excepción hecha de su Presidente o Presidenta.
El Capítulo III del Título II, dedicado íntegramente a las atribuciones
del Consejo de Gobierno, amplía y adecua sus competencias, destacando la
de aprobación de los programas, planes y directrices vinculantes para
todos o varios órganos de la Administración de la Junta de Andalucía y sus
organismos autónomos y la de disponer la realización de operaciones de
crédito y la emisión de deuda pública de conformidad con la legislación
específica.
Por lo que afecta al Capítulo I del Título III, dedicado al funcionamiento
del Gobierno, la Ley pretende una regulación más flexible y moderna,
abordando la previsión de utilización de medios telemáticos en la
actuación del Consejo de Gobierno, tanto para la celebración de las
reuniones sin necesidad de presencia en el mismo lugar de los miembros del
Consejo, como para la transmisión de información y documentación.
Asimismo, se regulan por primera vez las funciones de la Secretaría del
Consejo de Gobierno.
En el Capítulo II del Título III se aborda una regulación actualizada de
las Comisiones Delegadas y de la Comisión General de Viceconsejeros y
Viceconsejeras, adecuando sus funciones a nuevas necesidades y al servicio
del funcionamiento ágil y eficaz del Consejo de Gobierno.
El Título IV regula por primera vez el Gobierno en funciones,
especificando tanto las atribuciones de la Presidencia como las del
Consejo de Gobierno en las especiales situaciones en que se produce.
En el Título V de la Ley, dedicado a las relaciones de la Presidencia y
del Consejo de Gobierno con el Parlamento, se actualiza su regulación.
Finalmente, la Ley, en su Título VI, aborda, dentro del régimen de las
funciones y actos del Gobierno, la regulación del ejercicio de la
iniciativa legislativa y de la potestad reglamentaria, y en el que se
recoge la previsión de la participación ciudadana en la elaboración de las
normas, con las finalidad de facilitar la proximidad a la acción de
gobierno, permitir el mayor acierto en la adopción de las decisiones y
conseguir el mejor grado de aceptación y cumplimiento de las normas que
propicia la participación. De este modo, se cumple, asimismo, el mandato
del artículo 105 a) de la Constitución, que obliga a regular por ley la
audiencia de la ciudadanía en el procedimiento de elaboración de las
disposiciones administrativas que le afectan.
TÍTULO PRELIMINAR
Disposiciones generales
Artículo 1. Objeto.
La presente Ley tiene por objeto la regulación de la Presidencia y del
Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, conforme a lo establecido en
el Estatuto de Autonomía para Andalucía.
Artículo 2. De la Presidencia de la Junta de Andalucía.
La persona titular de la Presidencia de la Junta de Andalucía ostenta la
suprema representación de la Comunidad Autónoma y la ordinaria del Estado
en Andalucía. Asimismo, dirige y coordina la acción del Consejo de
Gobierno y de la Administración de la Comunidad Autónoma.
Artículo 3. Del Consejo de Gobierno.
El Consejo de Gobierno es el órgano superior colegiado que ostenta y
ejerce las funciones ejecutivas y administrativas de la Junta de
Andalucía. A tal fin, le corresponde la iniciativa legislativa y la
potestad reglamentaria de acuerdo con el Estatuto de Autonomía y con la
ley.
TÍTULO I
De la Presidencia de la Junta de Andalucía
CAPÍTULO I
De la elección
Artículo 4. Elección.
El Parlamento, de entre sus miembros, elige al Presidente o a la
Presidenta de la Junta, de acuerdo con lo establecido en el Estatuto de
Autonomía y en el Reglamento del Parlamento de Andalucía.
Artículo 5. Nombramiento.
El nombramiento del Presidente o de la Presidenta de la Junta corresponde
al Rey, y se publicará en el Boletín Oficial del Estado y en el Boletín
Oficial de la Junta de Andalucía.
Artículo 6. Toma de posesión.
El Presidente electo o la Presidenta electa tomará posesión de su cargo
dentro de los cinco días siguientes al de la publicación de su
nombramiento en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.
CAPÍTULO II
De las atribuciones de la Presidencia
de la Junta de Andalucía
Artículo 7. Atribuciones como suprema representación de la Comunidad
Autónoma de Andalucía.
Corresponde a la Presidencia de la Junta, como suprema representación de
la Comunidad Autónoma:
a) Representarla en las relaciones con otras instituciones del Estado y en
el ámbito internacional cuando proceda.
b) Firmar los convenios y acuerdos de cooperación que suscriba la
Comunidad Autónoma en los casos que proceda.
Artículo 8. Atribuciones en su condición de representación ordinaria del
Estado en Andalucía.
Corresponde a la Presidencia de la Junta, en su condición de
representación ordinaria del Estado en Andalucía:
a) Promulgar, en nombre del Rey, las leyes de Andalucía y ordenar que se
publiquen en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía y en el Boletín
Oficial del Estado.
b) Ordenar la publicación, en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía,
del nombramiento de la persona titular de la Presidencia del Tribunal
Superior de Justicia de Andalucía.
Artículo 9. Atribuciones en relación con el Parlamento de Andalucía.
Corresponde a la Presidencia de la Junta en relación con el Parlamento de
Andalucía:
a) Convocar elecciones al Parlamento de Andalucía.
b) Disolver el Parlamento.
c) Plantear ante el Parlamento la cuestión de confianza.
d) Solicitar que el Parlamento se reúna en sesión extraordinaria.
e) Convocar la sesión constitutiva del Parlamento de Andalucía.
Artículo 10. Atribuciones inherentes a la Presidencia del Consejo de
Gobierno.
1. Al Presidente o a la Presidenta de la Junta, en su condición de titular
de la Presidencia del Consejo de Gobierno, le corresponde:
a) Fijar las directrices generales de la acción de gobierno y asegurar su
continuidad.
b) Coordinar el programa legislativo del Consejo de Gobierno y la
elaboración de normas de carácter general.
c) Coordinar la acción exterior del Gobierno.
d) Facilitar al Parlamento de Andalucía la información que recabe del
Consejo de Gobierno.
e) Nombrar y separar a las personas titulares de las Vicepresidencias y de
las Consejerías.
f) Convocar las reuniones del Consejo de Gobierno y de sus Comisiones
Delegadas y fijar el orden del día.
g) Presidir, suspender y levantar las sesiones del Consejo de Gobierno y
de sus Comisiones Delegadas, y dirigir las deliberaciones.
h) Dictar decretos que supongan la creación de Consejerías, la
modificación en la denominación de las existentes, en su distribución de
competencias o su orden de prelación, así como la supresión de las mismas.
i) Asegurar la coordinación entre las distintas Consejerías, y resolver
los conflictos de atribuciones entre las mismas.
j) Encomendar a un Consejero o a una Consejera que se encargue de la
gestión de otra Consejería en caso de ausencia, enfermedad o impedimento
de su titular.
k) Establecer las normas internas que se precisen para el buen orden de
los trabajos del Consejo de Gobierno y para la adecuada preparación de los
acuerdos que hayan de adoptarse por aquél.
l) Firmar los decretos acordados por el Consejo de Gobierno y ordenar su
publicación.
m) Velar por el cumplimiento de los acuerdos del Consejo de Gobierno.
2. Cuantas otras facultades y atribuciones le correspondan con arreglo a
la legislación vigente.
Artículo 11. Delegación de atribuciones.
1. El Presidente o la Presidenta puede delegar sus atribuciones en las
personas titulares de las Vicepresidencias y de las Consejerías.
2. Podrán ser delegables las atribuciones comprendidas en los apartados a)
y b) del artículo 7, la del apartado b) del artículo 8, y las de los
apartados d), f), k), m) y, en su caso, del apartado 2 del artículo 10.
CAPÍTULO III
Del cese y sustitución
Artículo 12. Cese.
1. La persona titular de la Presidencia de la Junta de Andalucía cesa por
las siguientes causas:
a) Tras la celebración de elecciones al Parlamento de Andalucía.
b) Aprobación de una moción de censura.
c) Denegación de una cuestión de confianza.
d) Dimisión comunicada formalmente al Parlamento de Andalucía.
e) Incapacidad permanente física o mental que le imposibilite para el
ejercicio del cargo.
f) Fallecimiento.
g) Pérdida de la condición de parlamentario o parlamentaria.
h) Condena penal, mediante sentencia judicial firme, que lleve aparejada
la inhabilitación para el ejercicio del cargo.
i) Sentencia judicial firme de incapacitación.
2. La incapacidad a que hace referencia el apartado e) anterior debe ser
apreciada por el Consejo de Gobierno excluida la persona titular de la
Presidencia, por unanimidad, y propuesta al Parlamento de Andalucía que,
en caso de que la estime, deberá declararla por mayoría absoluta.
Artículo 13. Efectos del cese.
1. En los supuestos de las letras a), b), c) y d) del apartado 1 del
artículo anterior, la persona titular de la Presidencia continuará en el
ejercicio de sus funciones hasta que, quien le suceda, haya tomado
posesión del cargo.
2. En los supuestos previstos en las letras e), f), g), h) e i) del
apartado 1 del artículo 12, y en el caso de la letra d) si el Presidente
dimisionario o la Presidenta dimisionaria accediera a un cargo público
incompatible con el desempeño de la Presidencia de la Junta, su
sustitución se realizará por las personas titulares de las
Vicepresidencias, si las hubiere, por su orden y, de no existir, por las
de las Consejerías, según su orden.
3. El Presidente o la Presidenta del Parlamento de Andalucía, en todos los
casos a los que se refiere el apartado 2 de este artículo, abrirá
inmediatamente consultas con las personas Portavoces designadas por los
partidos o grupos políticos con representación parlamentaria para
presentar un candidato o una candidata a la Presidencia de la Junta, de
acuerdo con el procedimiento establecido en el Estatuto de Autonomía para
Andalucía y en el Reglamento del Parlamento de Andalucía.
4. El Presidente o la Presidenta en funciones ejercerá las atribuciones
del cargo, salvo las establecidas en el apartado 4 del artículo 37.
Artículo 14. Suplencia.
1. En los supuestos de ausencia, enfermedad o impedimento temporal, la
Presidencia de la Junta se suplirá en la forma prevista en el artículo
13.2.
2. Quien supla al Presidente o a la Presidenta de la Junta sólo podrá
ejercer las atribuciones que sean necesarias para el despacho de los
asuntos de trámite, salvo casos de urgencia o interés general debidamente
acreditados.
CAPÍTULO IV
Del estatuto personal
Artículo 15. Derechos inherentes al cargo.
Quien ejerza la Presidencia de la Junta de Andalucía tiene derecho a:
a) La precedencia sobre cualquier autoridad de la Comunidad Autónoma de
Andalucía y la que le reserve la legislación del Estado.
b) Los honores atribuidos en razón de su cargo.
c) Utilizar la bandera y el escudo de Andalucía como distintivo.
d) Percibir las retribuciones que se fijen en las leyes del Presupuesto de
la Comunidad Autónoma.
e) Ocupar la residencia oficial que se establezca con el personal,
servicios y dotación correspondiente.
Artículo 16. Incompatibilidades.
El ejercicio de la Presidencia de la Junta es incompatible con cualquier
otra función o actividad pública que no derive de aquélla, salvo la de
diputado o diputada en el Parlamento de Andalucía. También es incompatible
con el ejercicio de toda actividad laboral, profesional o empresarial,
siéndole igualmente de aplicación el régimen propio de las
incompatibilidades de las personas altos cargos de la Junta de Andalucía.
Artículo 17. Del fuero procesal.
De acuerdo con lo establecido en el Estatuto de Autonomía, la
responsabilidad civil y penal del Presidente o de la Presidenta de la
Junta será exigible ante la Sala correspondiente del Tribunal Supremo.
TÍTULO II
Del Consejo de Gobierno
CAPÍTULO I
De la composición
Artículo 18. Composición.
1. El Consejo de Gobierno se compone de las personas titulares de la
Presidencia, de la Vicepresidencia o Vicepresidencias, en su caso, y de
las Consejerías.
2. Igualmente, serán personas miembros del Consejo de Gobierno los
Consejeros y las Consejeras sin cartera.
3. En las designaciones de las personas integrantes del Consejo de
Gobierno que realice el Presidente o la Presidenta de la Junta, cada sexo
estará representado en, al menos, un cuarenta por ciento.
Artículo 19. De la Vicepresidencia.
1. El Presidente o la Presidenta de la Junta podrá crear una o varias
Vicepresidencias, señalando, en este último caso, el orden de prelación.
2. Quien asuma una Vicepresidencia podrá ejercer las funciones
correspondientes a la titularidad de una Consejería y las que le
encomiende el Presidente o la Presidenta.
3. El cese de la persona titular de una Vicepresidencia llevará aparejada
la supresión del órgano.
Artículo 20. De las personas titulares de las Consejerías.
1. Las personas titulares de las Consejerías forman parte del Consejo de
Gobierno y ejercen la dirección del órgano u órganos superiores de la
Administración de la Junta que se les asigne.
2. El Presidente o la Presidenta de la Junta podrá nombrar Consejeros o
Consejeras sin cartera, a quienes se atribuirá la responsabilidad de
determinadas funciones, sin adscripción de unidades administrativas. El
decreto de nombramiento fijará el ámbito de sus funciones y las
estructuras de apoyo para el ejercicio de las mismas. El cese de un
Consejero o de una Consejera sin cartera llevará aparejada la supresión
del órgano.
Artículo 21. Atribuciones de las personas titulares de las Consejerías
como integrantes del Consejo de Gobierno.
Las personas titulares de las Consejerías, como integrantes del Consejo de
Gobierno, tienen las siguientes atribuciones:
1. Desarrollar la acción del Gobierno en el ámbito competencial de sus
Consejerías, de conformidad con las directrices del Presidente o de la
Presidenta, o del Consejo de Gobierno.
2. Proponer al Consejo de Gobierno los anteproyectos de ley o los
proyectos de decreto relativos a las cuestiones de la competencia de sus
Consejerías.
3. Proponer al Consejo de Gobierno el programa de actuación de sus
Consejerías.
4. Proponer al Consejo de Gobierno los nombramientos y ceses de las
personas altos cargos de sus Consejerías.
5. Con carácter general, formular propuestas sobre asuntos que afecten a
sus Consejerías, cuya decisión corresponda al Consejo de Gobierno.
6. Cualesquiera otras que les correspondan en cuanto integrantes del
Consejo de Gobierno o les sean legalmente atribuidas.
CAPÍTULO II
Del nombramiento, cese, suplencia y estatuto personal
Artículo 22. Nombramiento, cese y toma de posesión.
1. El nombramiento y el cese de las personas que ejerzan la titularidad de
las Vicepresidencias y de las Consejerías se efectuará por el Presidente o
la Presidenta de la Junta.
2. El nombramiento de las personas titulares de las Vicepresidencias y de
las Consejerías se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de
Andalucía. Su mandato se inicia tras la toma de posesión en el cargo.
3. Los ceses se publicarán en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía
y surtirán efectos a partir de la fecha que el propio decreto determine.
Artículo 23. Suplencia.
En los casos de vacante, ausencia o enfermedad de las personas titulares
de las Vicepresidencias y de las Consejerías, el Presidente o la
Presidenta de la Junta encargará del despacho ordinario de los asuntos que
les competan a otra persona miembro del Consejo de Gobierno.
Artículo 24. Causas de cese.
Las personas titulares de las Vicepresidencias y de las Consejerías cesan
por las siguientes causas:
a) Cuando se produzca el cese de la persona titular de la Presidencia de
la Junta.
b) Dimisión.
c) Revocación de su nombramiento.
d) Fallecimiento.
e) Sentencia judicial firme que lleve aparejada la inhabilitación para el
ejercicio del cargo.
f) Sentencia judicial firme de incapacitación.
Artículo 25. Incompatibilidades.
Las personas miembros del Consejo de Gobierno están sometidas al mismo
régimen de incompatibilidades que el Presidente o la Presidenta de la
Junta de Andalucía.Artículo 26. Del fuero procesal.
1. De acuerdo con lo establecido en el Estatuto de Autonomía, la
responsabilidad penal de las personas titulares de las Consejerías será
exigible ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. No obstante, para
los delitos cometidos en el ámbito territorial de su jurisdicción, será
exigible ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.
2. Ante los mismos Tribunales, respectivamente, será exigible la
responsabilidad civil en que dichas personas hubieran incurrido en el
ejercicio de su cargo.
CAPÍTULO III
De las atribuciones del Consejo de Gobierno
Artículo 27. Atribuciones.
Corresponde al Consejo de Gobierno:
1. Desarrollar el Programa de Gobierno, de acuerdo con las directrices
fijadas por la Presidencia de la Junta.
2. Aprobar los proyectos de ley, autorizar su remisión al Parlamento y
acordar, en su caso, su retirada.
3. Manifestar la conformidad o disconformidad con la tramitación en el
Parlamento de Andalucía de proposiciones de ley o enmiendas que impliquen
aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios, así
como manifestar su criterio respecto a la toma en consideración de
cualesquiera otras proposiciones de ley.
4. Deliberar sobre la cuestión de confianza que la persona titular de la
Presidencia de la Junta se proponga plantear ante el Parlamento y sobre la
solicitud de sesión extraordinaria de la Cámara que se vaya a formular.
5. Deliberar sobre la decisión de la persona titular de la Presidencia de
la Junta de acordar la disolución del Parlamento y convocar nuevas
elecciones.
6. Aprobar los reglamentos para el desarrollo y ejecución de las leyes,
así como las demás disposiciones reglamentarias que procedan.
7. Elaborar los Presupuestos de la Comunidad Autónoma, mediante la
aprobación de los correspondientes proyectos de ley, remitirlos al
Parlamento para su aprobación, y aplicarlos.
8. Adoptar las medidas necesarias para la ejecución de los tratados y
convenios internacionales que afecten a las materias atribuidas a la
competencia de la Comunidad Autónoma.
9. Aprobar y remitir al Parlamento los proyectos de convenios y de
acuerdos de cooperación con otras Comunidades Autónomas.
10. Aprobar programas, planes y directrices vinculantes para todos o
varios órganos de la Administración de la Junta de Andalucía y sus
organismos autónomos.
11. Acordar la interposición de recursos de inconstitucionalidad y el
planteamiento de conflictos de competencia ante el Tribunal Constitucional
y personarse ante éste cuando le corresponda.
12. Acordar el ejercicio de acciones judiciales.
13. Resolver los recursos que, con arreglo a la ley, se interpongan ante
el mismo.
14. Disponer la realización de operaciones de crédito y emisión de deuda
pública, de conformidad con la legislación específica.
15. Autorizar los gastos de su competencia.
16. Aprobar la estructura orgánica de las Consejerías y de sus organismos
autónomos, así como la relación de puestos de trabajo de la Administración
General de la Comunidad Autónoma y de sus organismos autónomos.
17. Acordar la creación de Comisiones Delegadas del Gobierno.
18. Nombrar y separar, a propuesta de las personas titulares de las
Consejerías correspondientes, a las personas altos cargos de la
Administración y aquellas otras que las leyes y las disposiciones
reglamentarias establezcan.
19. Designar la representación de la Comunidad Autónoma en los organismos
económicos, las instituciones financieras y las empresas públicas del
Estado a que se refiere el Estatuto de Autonomía para Andalucía, así como
la representación en los organismos institucionales y empresas
dependientes de la Comunidad Autónoma, salvo que por ley se atribuya a
otro órgano la designación.
20. Cualquier otra atribución que le venga conferida por las leyes y, en
general, entender de aquellos asuntos que por su importancia o naturaleza
requieran el conocimiento, deliberación o decisión del Consejo de Gobierno.
TÍTULO III
Del funcionamiento del Consejo de Gobierno
CAPÍTULO I
Disposiciones generales
Artículo 28. Normas aplicables al funcionamiento del Consejo de Gobierno.
El Consejo de Gobierno se rige, en su organización y funcionamiento, por
la presente Ley, por los Decretos de la Presidencia de la Junta y del
Consejo de Gobierno y por las disposiciones organizativas internas
dictadas al efecto.
Artículo 29. Convocatoria de las reuniones.
1. El Consejo de Gobierno se reúne, convocado por la persona titular de la
Presidencia de la Junta. La convocatoria, cuando proceda, irá acompañada
del orden del día de la reunión.
2. También podrá reunirse el Consejo de Gobierno, sin convocatoria previa,
cuando así lo decida la persona titular de la Presidencia de la Junta y se
hallen presentes todas las personas integrantes del órgano.
Artículo 30. Adopción de acuerdos.
1. Los acuerdos del Consejo de Gobierno se adoptarán por mayoría. En caso
de empate, el voto de la Presidencia es dirimente.
2. Para la constitución del órgano y la validez de las deliberaciones y de
los acuerdos, se requerirá la presencia del Presidente o la Presidenta y
de, al menos, la mitad del resto de las personas miembros del Consejo. De
no poder asistir la persona titular de la Presidencia, la sustituirá la
persona miembro del Consejo de Gobierno que corresponda según el orden
previsto en el artículo 13.2 de esta Ley.
3. Los acuerdos del Consejo de Gobierno deberán constar en un acta, en la
que figurarán, exclusivamente, las circunstancias relativas al tiempo y
lugar de su celebración, la relación de los asistentes, los acuerdos
adoptados y los informes presentados.
Artículo 31. Deber de secreto.
1. Los documentos que se presenten al Consejo de Gobierno tendrán carácter
reservado hasta que el propio Consejo acuerde hacerlos públicos.
2. Las deliberaciones del Consejo de Gobierno, así como las opiniones o
votos emitidos en él, tendrán carácter secreto, estando obligados sus
integrantes a mantener dicho carácter, aun cuando hubieran dejado de
pertenecer al Consejo de Gobierno.
Artículo 32. Asistencia a las sesiones.
1. A las reuniones del Consejo de Gobierno podrán acudir personas que no
pertenezcan al mismo, bien para informar sobre algún asunto objeto de
consideración por el Consejo o por razones de trabajo.
2. Estas personas están obligadas a guardar secreto sobre lo tratado en el
Consejo de Gobierno.
Artículo 33. Utilización de medios telemáticos.
1. El Consejo de Gobierno podrá utilizar redes de comunicación a distancia
o medios telemáticos para su funcionamiento. A tal fin, se establecerán
los mecanismos necesarios que permitan garantizar la identidad de los
comunicantes y la autenticidad de los mensajes, informaciones y
manifestaciones verbales o escritas transmitidas.
2. En la celebración de las reuniones en que no estén presentes en un
mismo lugar quienes integran el Consejo de Gobierno, la persona titular de
la Secretaría del Consejo hará constar esta circunstancia en el acta de la
sesión, y verificará el cumplimiento de los requisitos establecidos en
esta Ley para la válida constitución del órgano y para la adopción de sus
acuerdos.
3. La transmisión al Consejo de Gobierno de información y documentación
podrá realizarse, igualmente, por medios telemáticos de comunicación.
Tales sistemas también podrán utilizarse para la remisión de las
decisiones y certificaciones de los acuerdos del Consejo a los órganos
destinatarios de las mismas.
Artículo 34. Secretaría del Consejo de Gobierno.
1. Ejercerá la Secretaría del Consejo de Gobierno la persona titular de la
Consejería competente en materia de Presidencia.
2. La Secretaría del Consejo de Gobierno remite las convocatorias, levanta
acta de las reuniones y da fe de los acuerdos mediante la expedición de
certificaciones de los mismos. Igualmente, vela por la correcta
publicación de las disposiciones y acuerdos que deban insertarse en el
Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.
3. En caso de ausencia, vacante o enfermedad, la Secretaría del Consejo de
Gobierno será ejercida por la persona titular de la Consejería que
corresponda según el orden de prelación de las Consejerías o por la
persona miembro del Consejo de Gobierno que designe la Presidencia de la
Junta.
4. Sin perjuicio de lo establecido en el apartado anterior, existirá una
Secretaría de Actas del Consejo que podrá levantar acta de las reuniones y
expedir certificaciones de las decisiones adoptadas por el Consejo de
Gobierno.
CAPÍTULO II
De las Comisiones Delegadas y Comisión General
de Viceconsejeros y Viceconsejeras
Artículo 35. De las Comisiones Delegadas.
1. El Consejo de Gobierno podrá crear Comisiones Delegadas para coordinar
la elaboración de directrices y disposiciones, programar la política
sectorial y examinar asuntos de interés común a varias Consejerías.
2. En el decreto de creación de una Comisión Delegada figurarán las
funciones y competencias asignadas, su composición y la persona titular de
la Vicepresidencia o de la Consejería que puede presidirla, caso de no
asistir la persona titular de la Presidencia de la Junta.
3. El régimen general de funcionamiento de las Comisiones Delegadas deberá
ajustarse a los mismos criterios establecidos para el Consejo de Gobierno.
Artículo 36. Comisión General de Viceconsejeros y Viceconsejeras.
1. El Consejo de Gobierno estará asistido por una Comisión General de
Viceconsejeros y Viceconsejeras para preparar los asuntos que vayan a ser
debatidos por el Consejo de Gobierno y para resolver cuestiones de
carácter administrativo que afecten a varias Consejerías, y que no sean de
la competencia de aquél.
2. La presidencia de la Comisión de Viceconsejeros y Viceconsejeras
corresponderá a la persona titular de la Consejería competente en materia
de Presidencia.
3. Reglamentariamente se determinará la composición, funciones y el
régimen de funcionamiento de la Comisión a que se refiere este artículo.
TÍTULO IV
Del Gobierno en funciones
Artículo 37. Gobierno en funciones.
1. El Consejo de Gobierno cesa cuando cesa la persona titular de la
Presidencia de la Junta.
2. El Consejo de Gobierno cesante continuará en funciones hasta la toma de
posesión del nuevo Consejo de Gobierno.
3. El Gobierno en funciones facilitará el normal desarrollo del proceso de
formación del nuevo Consejo de Gobierno y el traspaso de poderes al mismo,
limitándose su gestión al despacho ordinario de los asuntos públicos de su
competencia, salvo casos de urgencia o interés general debidamente
acreditados.
4. El Presidente o la Presidenta en funciones de la Junta no podrá ser
sometido o sometida a una moción de censura. Tampoco podrá ejercer las
siguientes facultades:
a) Designar o separar a las personas titulares de las Vicepresidencias o
de las Consejerías.
b) Disolver el Parlamento.
c) Plantear la cuestión de confianza.
5. El Consejo de Gobierno en funciones no podrá ejercer las siguientes
facultades:
a) Aprobar el proyecto de Ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma.
b) Presentar proyectos de ley al Parlamento.
TÍTULO V
De las relaciones de la Presidencia de la Junta y del Consejo de Gobierno
con el Parlamento
CAPÍTULO I
Del impulso de la acción política y de gobierno
Artículo 38. Relaciones entre el Consejo de Gobierno y el Parlamento.
1. El Consejo de Gobierno y las personas que lo integran, sin perjuicio de
lo que establecen las normas del Reglamento del Parlamento, deberán:
a) Acudir al Parlamento cuando éste reclame su presencia.
b) Atender las preguntas, interpelaciones y mociones que el Parlamento les
formule.
c) Proporcionar al Parlamento la información y ayuda que precise del
Consejo de Gobierno, sus integrantes o cualquier autoridad, personal al
servicio de la Administración de la Junta de Andalucía, organismo,
servicio o dependencia de la Comunidad Autónoma.
2. Quienes formen parte del Consejo de Gobierno tienen acceso a las
sesiones del Parlamento y la facultad de hacerse oír en ellas. Podrán
solicitar que informen ante las Comisiones Parlamentarias las personas
altos cargos y personal al servicio de sus Consejerías.
CAPÍTULO II
De la responsabilidad política del Gobierno
Artículo 39. Exigencia de la responsabilidad política.
1. El Presidente o la Presidenta de la Junta es responsable políticamente
ante el Parlamento, de acuerdo con lo establecido en el Estatuto de
Autonomía.
2. El Consejo de Gobierno responde políticamente ante el Parlamento de
forma solidaria, sin perjuicio de la responsabilidad directa de sus
integrantes por su gestión.
3. La responsabilidad del Presidente o de la Presidenta y la del Consejo
de Gobierno es exigible por medio de la moción de censura, que se
sustanciará conforme a lo previsto en el Estatuto de Autonomía y en el
Reglamento del Parlamento.
4. La cuestión de confianza será tramitada y decidida de acuerdo con lo
establecido en el Estatuto de Autonomía y en el Reglamento del Parlamento
de Andalucía.
Artículo 40. Responsabilidad política y delegación de funciones.
La delegación temporal de funciones ejecutivas atribuidas al Presidente o
a la Presidenta de la Junta en la persona titular de una Vicepresidencia o
de una Consejería no exime a aquél o a aquélla de responsabilidad política
ante el Parlamento. Igual criterio es aplicable a los casos de delegación
de funciones de su competencia del resto de quienes integran el Consejo de
Gobierno.
CAPÍTULO III
De la disolución del Parlamento
Artículo 41. Competencia y requisitos.
1. El Presidente o la Presidenta de la Junta de Andalucía, previa
deliberación del Consejo de Gobierno y bajo su exclusiva responsabilidad,
podrá disolver el Parlamento mediante decreto.
2. No podrá decretarse la disolución cuando esté en trámite una moción de
censura.
3. No procederá nueva disolución antes de que haya transcurrido, al menos,
un año desde la última disolución de la Cámara.
Artículo 42. Efectos y contenido del decreto de disolución.
El decreto de disolución se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de
Andalucía y entrará en vigor el mismo día de su publicación. En él se
fijará la fecha de celebración de las nuevas elecciones y demás
circunstancias previstas en la legislación electoral.
TÍTULO VI
Del régimen de las funciones y actos del Gobierno
CAPÍTULO I
Del ejercicio de la iniciativa legislativa y la potestad reglamentaria
Artículo 43. De la iniciativa legislativa.
1. El Consejo de Gobierno ejercerá la iniciativa legislativa prevista en
el Estatuto de Autonomía mediante la aprobación y posterior remisión de
los proyectos de ley al Parlamento de Andalucía.
2. El procedimiento de elaboración de los proyectos de ley se iniciará en
la Consejería competente mediante la elaboración del correspondiente
anteproyecto, que irá acompañado por una memoria justificativa, los
estudios e informes sobre la necesidad y oportunidad del mismo, la memoria
sobre el impacto por razón de género de las medidas que se establezcan,
así como por una memoria económica que contenga la estimación del coste a
que dará lugar y su forma de financiación.
3. La Consejería proponente elevará el anteproyecto al Consejo de
Gobierno, a fin de que éste lo conozca y, en su caso, decida sobre
ulteriores trámites, sin perjuicio de los legalmente preceptivos.
4. En todo caso, los anteproyectos de ley deberán ser informados por la
Secretaría General Técnica respectiva, el Gabinete Jurídico de la Junta de
Andalucía, y demás órganos cuyo informe o dictamen tenga carácter
preceptivo conforme a las normas vigentes. Finalmente, se solicitará
dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía.
5. Cuando un anteproyecto de ley afecte a los derechos e intereses
legítimos de la ciudadanía, la Consejería proponente podrá acordar la
realización del trámite de audiencia en los términos previstos en el
artículo 45.1 c). No obstante, el Consejo de Gobierno decidirá sobre la
realización de este trámite cuando lo aconsejen razones de urgencia
debidamente acreditadas en el expediente.
6. Una vez cumplidos los trámites a que se refieren los apartados
anteriores, la persona titular de la Consejería proponente someterá el
anteproyecto de nuevo al Consejo de Gobierno para su aprobación como
proyecto de ley y su remisión al Parlamento de Andalucía, acompañándolo de
los antecedentes necesarios para pronunciarse sobre él.
Artículo 44. Potestad reglamentaria.
1. El ejercicio de la potestad reglamentaria corresponde al Consejo de
Gobierno de acuerdo con la Constitución, el Estatuto de Autonomía y las
leyes.
2. Las personas titulares de las Consejerías tienen potestad reglamentaria
en lo relativo a la organización y materias internas de las mismas. Fuera
de estos supuestos, sólo podrán dictar reglamentos cuando sean
específicamente habilitadas para ello por una ley o por un reglamento del
Consejo de Gobierno.
3. Los reglamentos no podrán regular materias objeto de reserva de ley, ni
infringir normas con dicho rango.
4. Los reglamentos se ajustarán a las siguientes normas de competencia y
de jerarquía normativa:
1º Disposiciones aprobadas por la Presidencia de la Junta de Andalucía o
por el Consejo de Gobierno.
2º Disposiciones aprobadas por las personas titulares de las Consejerías.
5. Ningún reglamento podrá vulnerar preceptos de otro de jerarquía
superior.
6. Son nulas las resoluciones administrativas que vulneren lo establecido
en un reglamento, aunque hayan sido dictadas por órganos de igual o
superior jerarquía que el que lo haya aprobado.
Artículo 45. Procedimiento de elaboración de los reglamentos.
1. La elaboración de los reglamentos se ajustará al siguiente
procedimiento:
a) La iniciación del procedimiento de elaboración de un reglamento se
llevará a cabo por el centro directivo competente, previo acuerdo de la
persona titular de la Consejería, mediante la elaboración del
correspondiente proyecto, al que se acompañará un informe sobre la
necesidad y oportunidad de aquél, así como una memoria económica que
contenga la estimación del coste a que dará lugar y su forma de
financiación, así como una memoria sobre el impacto por razón de género de
las medidas que se establezcan en el mismo.
b) A lo largo del proceso de elaboración deberán recabarse, además de los
informes, dictámenes y aprobaciones preceptivos, cuantos estudios y
consultas se estimen convenientes para garantizar el acierto y la
legalidad del texto.
c) Cuando una disposición afecte a los derechos e intereses legítimos de
la ciudadanía, se dará audiencia, durante un plazo razonable y no inferior
a quince días hábiles, directamente o a través de las organizaciones y
asociaciones reconocidas por la ley que la agrupe o la represente y cuyos
fines guarden relación directa con el objeto de la disposición. La
decisión sobre el procedimiento escogido para dar audiencia a la
ciudadanía afectada será debidamente motivada en el expediente por el
órgano que acuerde la apertura del trámite de audiencia.
Asimismo, cuando la naturaleza de la disposición lo aconseje, será
sometida a información pública durante el plazo indicado. La participación
de la ciudadanía podrá producirse por cualquier medio admisible en
Derecho, entre otros, por vía telemática en los términos previstos
reglamentariamente.
El trámite de audiencia y de información pública podrá ser abreviado hasta
el mínimo de siete días hábiles cuando razones debidamente motivadas así
lo justifiquen. Sólo podrá omitirse dicho trámite cuando graves razones de
interés público, que asimismo habrán de explicitarse, lo exijan.
d) No será necesario el trámite de audiencia previsto en la letra
anterior, si las organizaciones o asociaciones mencionadas hubieran
participado por medio de informes o consultas en el proceso de elaboración
indicado en el apartado b) .
e) El trámite de audiencia a la ciudadanía, en sus diversas formas,
reguladas en la letra c), no se aplicará a las disposiciones de carácter
organizativo del Gobierno y la Administración de la Junta de Andalucía o
de las organizaciones dependientes o adscritas a ella.
f) Junto a la memoria o informe sucintos que inician el procedimiento de
elaboración del reglamento se conservarán en el expediente todos los
estudios y consultas evacuados y demás actuaciones practicadas, así como
informe de valoración de las alegaciones planteadas en la tramitación del
proyecto.
2. En todo caso, los proyectos de reglamentos deberán ser informados por
la Secretaría General Técnica respectiva, por el Gabinete Jurídico de la
Junta de Andalucía y demás órganos cuyo informe o dictamen tenga carácter
preceptivo conforme a las normas vigentes. Finalmente, será solicitado, en
los casos que proceda, el dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía.
3. La entrada en vigor de los reglamentos requiere su íntegra publicación
en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.
CAPÍTULO II
De la forma de las decisiones
Artículo 46. Forma de las disposiciones y resoluciones de la Presidencia,
de las Vicepresidencias y Consejerías, y del Consejo de Gobierno.
Las decisiones de los órganos regulados en esta Ley revisten las formas
siguientes:
1. Decretos de la Presidencia: son las disposiciones y actos cuya adopción
venga atribuida a la Presidencia de la Junta. Estos decretos llevarán
exclusivamente la firma del Presidente o de la Presidenta.
2. Decretos acordados en Consejo de Gobierno: son las decisiones que
aprueben normas reglamentarias de éste y las resoluciones que deben
adoptar dicha forma jurídica. Estos decretos llevarán la firma de la
persona titular de la Presidencia y de la Consejería proponente. Si
afectaran a varias Consejerías, además del Presidente o de la Presidenta
los firmará la persona titular de la Consejería competente en materia de
Presidencia.
3. Acuerdos del Consejo de Gobierno: son las decisiones de dicho órgano
que no deban adoptar la forma de decreto. Estos acuerdos irán firmados
conforme a los criterios recogidos en el apartado anterior.
4. Órdenes de las personas titulares de las Vicepresidencias y de las
Consejerías: son las disposiciones y resoluciones de tales órganos. Las
órdenes irán firmadas por la persona titular del órgano. Cuando afecten a
más de un órgano, serán firmadas conjuntamente por las personas titulares
de todos ellos.
Disposición derogatoria única. Derogación normativa.
Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se
opongan a lo establecido en esta Ley y, expresamente, los siguientes
preceptos de la Ley 6/1983, de 21 de julio, del Gobierno y la
Administración de la Comunidad Autónoma: artículos 1 al 33, 36, 39
apartados 2 y 3, 40, 44, 45, 46, 50 en lo relativo a la competencia del
Consejo de Gobierno, y 52 al 56.
Disposición final única. Desarrollo de la Ley.
Por el Consejo de Gobierno se dictarán las disposiciones necesarias para
el desarrollo y aplicación de lo establecido en esta Ley.