BOPA nº 769, pag. 40918 de la VII Legislatura (12/11/2007)


En cumplimiento del Real Decreto 4/2010, por el que se regula el Esquema Nacional de Interoperabilidad en el ámbito de la Administración Electrónica, los archivos pdf anteriores cumplen el estándar ISO 19005-1:2005 o el ISO 32000-1:2008.

Puede obtener un lector pdf compatible con dichos estándares en: https://pdfreaders.org; donde no se facilita un programa en exclusiva además de seguir la recomendación de la Unión Europea de usar software libre.



7-07/PL-000006, Ley para la promoción de la igualdad de género en Andalucía
Aprobada por el Pleno del Parlamento en sesión celebrada los días 14 y 15
de noviembre de 2007
Orden de publicación de 20 de noviembre de 2007
LEY PARA LA PROMOCIÓN DE LA IGUALDAD
DE GÉNERO EN ANDALUCÍA
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
I
La presente Ley para la Promoción de la Igualdad de Género en Andalucía
tiene como objetivo la consecución de la igualdad real y efectiva entre
mujeres y hombres. La superación de la desigualdad por razón de género ha
sido impulsada de manera extraordinaria, si se analiza desde una
perspectiva histórica, desde la segunda mitad del siglo pasado.
Los pronunciamientos para la eliminación de todas las formas de
discriminación hacia la mujer, en el marco de la Organización de las
Naciones Unidas, vienen conformados por la Declaración sobre la
Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de 1967, la Convención
para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer
de 1979 y el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la
Mujer que tiene como función vigilar la aplicación de la Convención por
los Estados que la han suscrito; entre ellos, España. En la Convención se
declara que la discriminación contra las mujeres vulnera los principios de
igualdad de derechos y de respeto a la dignidad humana, dificultando la
plena participación de las mujeres en la vida política, social, económica
y cultural.
En esta línea, las cuatro conferencias mundiales sobre la mujer celebradas
en el marco de la Organización de las Naciones Unidas -la primera de ellas
celebrada en México en el año 1975, y las posteriores: Copenhague 1980,
Nairobi 1985 y Pekín 1995-, han contribuido a situar la causa de la
igualdad de género en primera línea del debate mundial. La Declaración y
la Plataforma de Acción de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer de
1995 han establecido las dos estrategias fundamentales para el desarrollo
eficaz de las políticas de igualdad de mujeres y hombres, la
transversalidad de género y la representación equilibrada.
II
En el ámbito de la Unión Europea han sido numerosas las directivas,
recomendaciones, resoluciones y decisiones relativas a la igualdad de
trato y oportunidades entre mujeres y hombres, habiéndose desarrollado
igualmente diversos programas de acción comunitaria para la igualdad de
oportunidades. El Tratado de Amsterdam, aprobado por el Consejo Europeo de
Amsterdam el 16 y 17 de junio de 1997, en sus modificaciones al Tratado de
Roma de 25 de marzo de 1957, constitutivo de la Comunidad Europea, incluye
en su artículo 2 una referencia específica a la igualdad entre el hombre y
la mujer como misión de la Comunidad. Igualmente, en el apartado 2 del
artículo 3 se incorpora el objetivo de eliminar las desigualdades entre el
hombre y la mujer y promover su igualdad, que deberá inspirar todas las
acciones y políticas comunitarias. También hay que destacar que los
artículos 20 y 21 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión
Europea establecen tanto el principio de igualdad ante la ley como la
prohibición de discriminación. Además, la Carta contiene un artículo
específico, el 23, dedicado a la igualdad entre mujeres y hombres y a las
acciones positivas como medidas compatibles con la igualdad de trato.
Asimismo, se han aprobado normas comunitarias específicas, como la
Directiva 2002/73/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de
septiembre de 2002, relativa a la aplicación del principio de igualdad de
trato entre hombres y mujeres en lo que se refiere al acceso al empleo, a
la formación y a la promoción profesionales, y a las condiciones de
trabajo, y la Directiva 2004/113/CE del Consejo, de 13 de diciembre de
2004, por la que se aplica el principio de igualdad de trato entre hombres
y mujeres al acceso a bienes y servicios y su suministro, y la Directiva
2006/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006,
relativa a la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e
igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación.
III
La Constitución Española, aunque responde a un momento en el que todavía
no se había desarrollado la sensibilidad social presente, proclama en su
artículo 14, como valor superior del ordenamiento jurídico, la igualdad de
toda la ciudadanía ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación
alguna por razón de sexo. Por su parte, el artículo 9.2 establece la
obligación de los poderes públicos de promover las condiciones para que la
libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra
sean reales y efectivas. A estos preceptos constitucionales hay que unir
la cláusula de apertura a las normas internacionales sobre derechos y
libertades contenida en el artículo 10.2, las previsiones del artículo 96,
integrando en el ordenamiento interno los tratados internacionales
publicados oficialmente en España; y el artículo 93, autorizando las
transferencias de competencias constitucionales a las organizaciones
supranacionales mediante la aprobación de una ley orgánica.
La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de
mujeres y hombres, constituye el marco de desarrollo del principio de
igualdad de trato, incorpora sustanciales modificaciones legislativas para
avanzar en la igualdad real de mujeres y hombres y en el ejercicio pleno
de los derechos e implementa medidas transversales que inciden en todos
los órdenes de la vida política, jurídica y social, a fin de erradicar las
discriminaciones contra las mujeres.
IV
El proceso de descentralización, que a partir del texto constitucional
conduce al Estado autonómico, conlleva que sean diversos los poderes
públicos que tienen que proyectar y desarrollar políticas de promoción de
la igualdad de oportunidades. La Comunidad Autónoma de Andalucía asume en
el Estatuto de Autonomía para Andalucía un fuerte compromiso en esa
dirección, cuando en su artículo 10.2 afirma que "la Comunidad Autónoma
propiciará la efectiva igualdad del hombre y de la mujer andaluces,
promoviendo la democracia paritaria y la plena incorporación de aquélla en
la vida social, superando cualquier discriminación laboral, cultural,
económica, política o social". Asimismo, en su artículo 15 "se garantiza
la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en todos los
ámbitos". Finalmente, el artículo 38 del Estatuto de Autonomía para
Andalucía establece "la prohibición de discriminación del artículo 14 y
los derechos reconocidos en el Capítulo II vinculan a todos los poderes
públicos andaluces y, dependiendo de la naturaleza de cada derecho, a los
particulares, debiendo de ser interpretados en el sentido más favorable a
su plena efectividad".
En consecuencia, los poderes públicos de la Comunidad Autónoma de
Andalucía están vinculados a lo establecido en los tratados y en las
normas constitucionales y estatutarias relacionadas, teniendo la
obligación de adoptar las medidas necesarias para promover la igualdad de
derechos de las mujeres y de los hombres. Para ello, deben ejercitar las
competencias que les corresponden desde una perspectiva de género,
formulando y desarrollando una política global de protección de los
derechos de las mujeres. La igualdad formal debe llenarse de contenido a
través de una actuación decidida de todos los poderes públicos y de una
progresiva concienciación social e individual. Ésa es la finalidad
esencial de esta ley, que pretende contribuir a la superación histórica de
la desigualdad de la mujer en Andalucía; desigualdad que presenta la
singularidad de que afecta a más de la mitad de la población, por lo que
exige un mayor compromiso de los poderes públicos en el marco de un Estado
social y democrático de Derecho.
V
La Comunidad Autónoma de Andalucía ha venido desarrollando una ingente
labor para promover el papel de las mujeres en los distintos ámbitos de la
vida social, educativa, cultural, laboral, económica y política, a fin de
favorecer la igualdad y el pleno ejercicio de sus derechos de ciudadanía.
El principio de igualdad ha ido evolucionando hacia exigencias de igualdad
de oportunidades reales en todos los ámbitos de la vida, haciendo
necesaria la implementación de un enfoque más integral y general de la
igualdad de género. En Andalucía, la integración de la perspectiva de
género ha supuesto avances muy importantes, siendo claros ejemplos la
obligatoriedad del informe de evaluación de impacto de género en los
proyectos de ley y reglamentos aprobados por el Consejo de Gobierno y el
enfoque de género en los presupuestos de la Comunidad Autónoma, según han
establecido los artículos 139 y 140 de la Ley 18/2003, de 29 de diciembre,
de medidas fiscales y administrativas. También la Ley 6/2006, de 24 de
octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, en su
artículo 18.3, establece la representación equilibrada en las
designaciones de las personas integrantes del Consejo de Gobierno. El
objetivo de la erradicación de la violencia de género se ha situado en
primera línea de las acciones del Gobierno andaluz, por lo que ha aprobado
y desarrollado dos planes contra la violencia hacia las mujeres: I Plan
del Gobierno Andaluz para avanzar en la erradicación de la violencia
contra las mujeres (1998-2000) y el II Plan de Acción del Gobierno Andaluz
contra la violencia hacia las mujeres (2001-2004).
VI
Reconociendo los pasos ya dados en diversos ámbitos normativos y
territoriales, la Comunidad Autónoma de Andalucía quiere dotarse, a través
de esta ley, con instrumentos de variada naturaleza y desarrollos eficaces
que sirvan al propósito común de una sociedad igualitaria, justa,
solidaria y democrática en la que las mujeres y los hombres tengan,
realmente, los mismos derechos y oportunidades.
En este sentido, la presente ley para la Promoción de la Igualdad de
Género en Andalucía tiene como objetivo principal garantizar la
vinculación de los poderes públicos en todos los ámbitos, en el
cumplimiento de la transversalidad como instrumento imprescindible para el
ejercicio de las competencias autonómicas en clave de género.
VII
La presente ley se estructura en un título preliminar, cuatro títulos, una
disposición adicional, una disposición transitoria, una disposición
derogatoria y dos disposiciones finales.
El Título Preliminar establece los conceptos esenciales en materia de
igualdad de género y los principios generales que han de presidir la
actuación de los poderes públicos en relación con la igualdad de género.
El Título I recoge, en su Capítulo I, las acciones para garantizar la
integración de la perspectiva de género en las políticas públicas: el
informe de evaluación de impacto de género, los presupuestos públicos con
enfoque de género, el Plan estratégico para la igualdad de mujeres y
hombres, el lenguaje no sexista e imagen pública y las estadísticas e
investigaciones con perspectiva de género. Su Capítulo II establece las
medidas para la promoción de la igualdad de género en el ámbito de
competencias de la Junta de Andalucía, entre las que se adopta el
principio de representación equilibrada de mujeres y hombres en los
nombramientos de los órganos directivos y colegiados.
El Título II establece las medidas para promover la igualdad de género en
las políticas públicas de los distintos ámbitos de actuación. En el
Capítulo I, se determinan las garantías para asegurar una formación
educativa basada en el principio de igualdad entre mujeres y hombres. En
el Capítulo II se contempla, en el marco de los Acuerdos de Concertación
Social en Andalucía, las medidas destinadas a favorecer el acceso y la
permanencia de las mujeres, en condiciones de igualdad, en el empleo. Por
su parte, el Capítulo III se refiere a la necesaria conciliación de la
vida laboral, familiar y personal. En el Capítulo IV se incluyen medidas
en materia de promoción y protección a la salud y bienestar social, y se
tienen en cuenta también las necesidades especiales de determinados
colectivos de mujeres. El Capítulo V establece políticas de promoción y
atención a las mujeres. El Capítulo VI propone la participación social,
política y económica de las mujeres. Y en el Capítulo VII se completa este
marco de actuaciones con aquellas dirigidas a mejorar la imagen pública de
las mujeres.
El Título III se ocupa de la organización institucional y coordinación,
como estrategia adecuada y necesaria para impulsar, desarrollar y evaluar
las acciones y políticas públicas para promover la igualdad de género en
Andalucía.
Y, por último, el Título IV se refiere al establecimiento de garantías
para la igualdad de género.
TÍTULO PRELIMINAR
Disposiciones generales
Artículo 1. Objeto.
Constituye el objeto de esta ley hacer efectivo el derecho de igualdad de
trato y oportunidades entre mujeres y hombres para, en el desarrollo de
los artículos 9.2 y 14 de la Constitución y 15 y 38 del Estatuto de
Autonomía para Andalucía, seguir avanzando hacia una sociedad más
democrática, más justa y más solidaria.
Artículo 2. Ámbito de aplicación.
1. La presente ley será de aplicación en todo el ámbito territorial de la
Comunidad Autónoma de Andalucía.
2. En particular, en los términos establecidos en la propia ley, será de
aplicación:
a) A la Administración de la Junta de Andalucía y sus organismos
autónomos, a las empresas de la Junta de Andalucía, a los consorcios,
fundaciones y demás entidades con personalidad jurídica propia en los que
sea mayoritaria la representación directa de la Junta de Andalucía.
b) A las entidades que integran la Administración local, sus organismos
autónomos, consorcios, fundaciones y demás entidades con personalidad
jurídica propia en los que sea mayoritaria la representación directa de
dichas entidades.
c) Al sistema universitario andaluz.
3. Igualmente, será de aplicación a las personas físicas y jurídicas, en
los términos establecidos en la presente ley.
Artículo 3. Definiciones.
1. Se entiende por discriminación directa por razón de sexo la situación
en que se encuentra una persona que sea, haya sido o pudiera ser tratada,
en atención a su sexo, de manera menos favorable que otra en situación
equiparable.
2. Se entiende por discriminación indirecta por razón de sexo la situación
en que la aplicación de una disposición, criterio o práctica aparentemente
neutros pone a las personas de un sexo en desventaja particular con
respecto a las personas del otro, salvo que la aplicación de dicha
disposición, criterio o práctica pueda justificarse objetivamente en
atención a una finalidad legítima y que los medios para alcanzar dicha
finalidad sean necesarios y adecuados.
3. Se entiende por representación equilibrada aquella situación que
garantice la presencia de mujeres y hombres de forma que, en el conjunto
de personas a que se refiera, cada sexo ni supere el sesenta por ciento ni
sea menos del cuarenta por ciento.
4. El condicionamiento de un derecho o de una expectativa de derecho a la
aceptación de una situación constitutiva de acoso sexual o de acoso por
razón de sexo se considerará acto de discriminación por razón de sexo.
Tendrá la misma consideración cualquier tipo de acoso.
5. Se entiende por transversalidad el instrumento para integrar la
perspectiva de género en el ejercicio de las competencias de las distintas
políticas y acciones públicas, desde la consideración sistemática de la
igualdad de género.
6. Se entiende por acoso sexual la situación en que se produce cualquier
comportamiento verbal, no verbal o físico de índole sexual, con el
propósito o el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en
particular cuando se crea un entorno intimidatorio, hostil, degradante,
humillante u ofensivo.
7. Se entiende por acoso por razón de sexo la situación en que se produce
un comportamiento relacionado con el sexo de una persona, con el propósito
o el efecto de atentar contra la dignidad de la persona y crear un entorno
intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo.
Artículo 4. Principios generales.
Para la consecución del objeto de esta ley, serán principios generales de
actuación de los poderes públicos de Andalucía, en el marco de sus
competencias:
1. La igualdad de trato entre mujeres y hombres, que supone la ausencia de
toda discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo, en los
ámbitos económico, político, social, laboral, cultural y educativo, en
particular, en lo que se refiere al empleo, a la formación profesional y a
las condiciones de trabajo.
2. La adopción de las medidas necesarias para la eliminación de la
discriminación y especialmente, aquellas que incidan en la creciente
feminización de la pobreza.
3. El reconocimiento de la maternidad, biológica o no biológica, como un
valor social, evitando los efectos negativos en los derechos de las
mujeres y la consideración de la paternidad en un contexto familiar y
social de corresponsabilidad, de acuerdo con los nuevos modelos de familia.
4. El fomento de la corresponsabilidad, a través del reparto equilibrado
entre mujeres y hombres de las responsabilidades familiares, de las tareas
domésticas y del cuidado de las personas en situación de dependencia.
5. La adopción de las medidas específicas necesarias destinadas a eliminar
las desigualdades de hecho por razón de sexo que pudieran existir en los
diferentes ámbitos.
6. La especial protección del derecho a la igualdad de trato de aquellas
mujeres o colectivos de mujeres que se encuentren en riesgo de padecer
múltiples situaciones de discriminación.
7. La promoción del acceso a los recursos de todo tipo a las mujeres que
viven en el medio rural y su participación plena, igualitaria y efectiva
en la economía y en la sociedad.
8. El fomento de la participación o composición equilibrada de mujeres y
hombres en los distintos órganos de representación y de toma de
decisiones, así como en las candidaturas a las elecciones al Parlamento de
Andalucía.
9. El impulso de las relaciones entre las distintas Administraciones,
instituciones y agentes sociales sustentadas en los principios de
colaboración, coordinación y cooperación, para garantizar la igualdad
entre mujeres y hombres.
10. La adopción de las medidas necesarias para eliminar el uso sexista del
lenguaje, y garantizar y promover la utilización de una imagen de las
mujeres y los hombres, fundamentada en la igualdad de sexos, en todos los
ámbitos de la vida pública y privada.
11. La adopción de las medidas necesarias para permitir la compatibilidad
efectiva entre responsabilidades laborales, familiares y personales de las
mujeres y los hombres en Andalucía.
12. El impulso de la efectividad del principio de igualdad en las
relaciones entre particulares.
13. La incorporación del principio de igualdad de género y la coeducación
en el sistema educativo.
14. La adopción de medidas que aseguren la igualdad entre hombres y
mujeres en lo que se refiere al acceso al empleo, a la formación,
promoción profesional, igualdad salarial y a las condiciones de trabajo.
TÍTULO I
Políticas públicas para la promoción
de la igualdad de género
CAPÍTULO I
Integración de la perspectiva de género
en las políticas públicas
Artículo 5. Transversalidad de género.
Los poderes públicos potenciarán que la perspectiva de la igualdad de
género esté presente en la elaboración, ejecución y seguimiento de las
disposiciones normativas, de las políticas en todos los ámbitos de
actuación, considerando sistemáticamente las prioridades y necesidades
propias de las mujeres y de los hombres, teniendo en cuenta su incidencia
en la situación específica de unas y otros, al objeto de adaptarlas para
eliminar los efectos discriminatorios y fomentar la igualdad de género.
Artículo 6. Evaluación de impacto de género.
1. Los poderes públicos de Andalucía incorporarán la evaluación del
impacto de género en el desarrollo de sus competencias, para garantizar la
integración del principio de igualdad entre hombres y mujeres.
2. Todos los proyectos de ley, disposiciones reglamentarias y planes que
apruebe el Consejo de Gobierno incorporarán, de forma efectiva, el
objetivo de la igualdad por razón de género. A tal fin, en el proceso de
tramitación de esas decisiones, deberá emitirse por parte de quien
reglamentariamente corresponda, un informe de evaluación del impacto de
género del contenido de las mismas.
3. Dicho informe de evaluación de impacto de género irá acompañado de
indicadores pertinentes en género, mecanismos y medidas dirigidas a paliar
y neutralizar los posibles impactos negativos que se detecten sobre las
mujeres y los hombres, así como a reducir o eliminar las diferencias
encontradas, promoviendo de esta forma la igualdad entre los sexos.
Artículo 7. Plan estratégico para la igualdad de mujeres y hombres.
El Plan estratégico para la igualdad de mujeres y hombres se aprobará cada
cuatro años a partir del año siguiente al de entrada en vigor de la
presente ley por el Consejo de Gobierno, a propuesta de la Consejería
competente en materia de igualdad, e incluirá medidas para alcanzar el
objetivo de la igualdad entre mujeres y hombres y para eliminar la
discriminación por razón de sexo.
Artículo 8. Enfoque de género en el presupuesto.
1. El Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía será un elemento
activo en la consecución de forma efectiva del objetivo de la igualdad
entre mujeres y hombres; a tal fin, la Comisión de Impacto de Género en
los Presupuestos, dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda, con
participación del Instituto Andaluz de la Mujer, emitirá el informe de
evaluación de impacto de género sobre el anteproyecto de Ley del
Presupuesto.
2. La Comisión de Impacto de Género en los Presupuestos impulsará y
fomentará la preparación de anteproyectos con perspectiva de género en las
diversas Consejerías y la realización de auditorias de género en las
Consejerías, empresas y organismos de la Junta de Andalucía.
Artículo 9. Lenguaje no sexista e imagen pública.
La Administración de la Junta de Andalucía garantizará un uso no sexista
del lenguaje y un tratamiento igualitario en los contenidos e imágenes que
utilicen en el desarrollo de sus políticas.
Artículo 10. Estadísticas e investigaciones con perspectiva de género.
1. Los poderes públicos de Andalucía, para garantizar de modo efectivo la
integración de la perspectiva de género en su ámbito de actuación, deberán:
a) Incluir sistemáticamente la variable sexo en las estadísticas,
encuestas y recogida de datos que realicen.
b) Incorporar indicadores de género en las operaciones estadísticas que
posibiliten un mejor conocimiento de las diferencias en los valores,
roles, situaciones, condiciones, aspiraciones y necesidades de mujeres y
hombres, su manifestación e interacción en la realidad que se vaya a
analizar.
c) Analizar los resultados desde la dimensión de género.
2. Asimismo, realizarán análisis e investigaciones sobre la situación de
desigualdad por razón de sexo y difundirán sus resultados. Especialmente,
contemplarán la situación y necesidades de las mujeres en el medio rural,
y de aquellos colectivos de mujeres sobre los que influyen diversos
factores de discriminación.
CAPÍTULO II
Promoción de la igualdad de género
por la Junta de Andalucía
Artículo 11. Representación equilibrada de los órganos directivos y
colegiados.
1. Se garantizará la representación equilibrada de hombres y mujeres en el
nombramiento de titulares de órganos directivos de la Administración de la
Junta de Andalucía cuya designación corresponda al Consejo de Gobierno.
2. En la composición de los órganos colegiados de la Administración de la
Junta de Andalucía deberá respetarse la representación equilibrada de
mujeres y hombres. Este mismo criterio de representación se observará en
la modificación o renovación de dichos órganos. A tal efecto, se tendrá en
cuenta lo siguiente:
a) Del cómputo se excluirán aquellas personas que formen parte en función
del cargo específico que desempeñen.
b) Cada organización, institución o entidad a las que corresponda la
designación o propuesta, facilitará la composición de género que permita
la representación equilibrada.
Artículo 12. Contratación pública.
1. La Administración de la Junta de Andalucía, a través de sus órganos de
contratación, podrá establecer condiciones especiales en relación con la
ejecución de los contratos que celebren, con el fin de promover la
igualdad entre mujeres y hombres en el mercado de trabajo, siempre dentro
del marco proporcionado por la normativa vigente.
2. Los órganos de contratación de la Administración de la Junta de
Andalucía señalarán, en los pliegos de cláusulas administrativas
particulares, la preferencia de la adjudicación de los contratos para las
proposiciones presentadas por aquellas empresas que, en el momento de
acreditar su solvencia técnica, tengan la marca de excelencia o
desarrollen medidas destinadas a lograr la igualdad de oportunidades, y
las medidas de igualdad aplicadas permanezcan en el tiempo y mantengan la
efectividad, de acuerdo con las condiciones que reglamentariamente se
establezcan. Todo ello, sin perjuicio de lo establecido en el apartado
primero de la disposición adicional octava del Texto Refundido de la Ley
de Contratos de las Administraciones Públicas, aprobado por Real Decreto
Legislativo 2/2000, de 16 de junio.
Artículo 13. Ayudas y subvenciones.
1. La Administración de la Junta de Andalucía incorporará a las bases
reguladoras de las subvenciones públicas la valoración de actuaciones de
efectiva consecución de la igualdad de género por parte de las entidades
solicitantes, salvo en aquellos casos en que, por la naturaleza de la
subvención o de las entidades solicitantes, esté justificada su no
incorporación.
2. La Administración de la Junta de Andalucía no formalizará contratos, ni
subvencionará, bonificará o prestará ayudas públicas a aquellas empresas
sancionadas o condenadas por resolución administrativa firme o sentencia
judicial firme por alentar o tolerar prácticas laborales consideradas
discriminatorias por la legislación vigente.
TÍTULO II
Medidas para promover la igualdad de género
CAPÍTULO I
Igualdad en la educación
SECCIÓN 1.ª ENSEÑANZA NO UNIVERSITARIA
Artículo 14. Principio de igualdad en la educación.
1. El principio de igualdad entre mujeres y hombres inspirará el sistema
educativo andaluz y el conjunto de políticas que desarrolle la
Administración educativa. Las acciones que realicen los centros educativos
de la Comunidad Autónoma contemplarán la perspectiva de género en la
elaboración, desarrollo y seguimiento de sus actuaciones.
2. La Administración educativa potenciará la participación equilibrada de
mujeres y hombres en los puestos directivos y de decisión. Asimismo,
formulará acciones de conciliación de la vida laboral y familiar para
favorecer la promoción profesional y curricular de todo el personal
docente.
Artículo 15. Promoción de la igualdad de género en los centros educativos.
1. La Administración educativa andaluza garantizará la puesta en marcha de
proyectos coeducativos en los centros educativos que fomenten la
construcción de las relaciones de mujeres y hombres, sobre la base de
criterios de igualdad que ayuden a identificar y eliminar las situaciones
de discriminación y las de violencia de género.
2. La Administración educativa andaluza garantizará que todos los centros
educativos cuenten con una persona responsable de coeducación, con
formación específica, que impulse la igualdad de género y facilite un
mayor conocimiento de los obstáculos y discriminaciones que dificultan la
plena igualdad de mujeres y hombres mediante actuaciones y actividades
dirigidas a:
a) Hacer visible y reconocer la contribución de las mujeres en las
distintas facetas de la historia, la ciencia, la política, la cultura y el
desarrollo de la sociedad.
b) Garantizar que el alumnado adquiera la formación adecuada para fomentar
su autonomía personal y los conocimientos y habilidades para compartir
responsabilidades domésticas, familiares y de cuidado, y contribuir a
eliminar comportamientos y actitudes sexistas.
c) Incorporar el aprendizaje de métodos no violentos para la resolución de
conflictos y de modelos de convivencia basados en la diversidad y en el
respeto a la igualdad de mujeres y hombres, y visualizar ante el alumnado
a los grupos de mujeres en situación de múltiple discriminación.
d) Fomentar la diversificación profesional como forma de promover una
elección académica y profesional libre y como vía de eliminación
progresiva de la segregación ocupacional vertical y horizontal.
e) Asesorar al profesorado en la puesta en práctica de actuaciones o
proyectos de igualdad.
f) Promover el respeto a la libre orientación sexual y el rechazo a todo
tipo de violencia o agresión sexual.
3. La Administración educativa, a través de programas de sensibilización
con un enfoque de género, abordará los contenidos relacionados con la
educación sexual, la prevención de los embarazos no deseados y las
enfermedades de transmisión sexual.
4. La Administración educativa promoverá la diversificación en la elección
de alumnos y alumnas hacia carreras profesionales donde estén
infrarrepresentados.
5. La Administración educativa impulsará la elaboración de Planes de
Igualdad en Educación que posibiliten la puesta en marcha de acciones para
educar en igualdad, con la participación de padres, madres, profesorado y
alumnado.
Artículo 16. Materiales curriculares y libros de texto.
1. La Administración educativa andaluza garantizará que en los libros de
texto y materiales curriculares se eliminen los prejuicios culturales y
los estereotipos sexistas o discriminatorios, incidiendo en la
erradicación de modelos en los que aparezcan situaciones de desigualdad y
violencia de género, valorando los que mejor respondan a la coeducación
entre las niñas y los niños.
2. La Administración educativa trasladará al profesorado, a las empresas
editoriales y a los consejos escolares las instrucciones relativas a los
criterios de selección de los materiales curriculares, teniendo en cuenta
lo expresado en este precepto.
Artículo 17. Formación del profesorado.
La Administración educativa adoptará las medidas necesarias para incluir
en los planes de formación inicial y continua del profesorado una
preparación específica en materia de igualdad de oportunidades de mujeres
y hombres, coeducación, violencia de género y educación sexual.
Artículo 18. Consejos escolares.
1. En los consejos escolares de los centros públicos y privados
concertados y en el Consejo Escolar de Andalucía se designará una persona
con formación en igualdad de género que impulse y lleve a cabo el
seguimiento de medidas educativas que fomenten la igualdad real y efectiva
entre hombres y mujeres.
2. La composición del consejo escolar respetará el equilibrio entre ambos
sexos. Asimismo, en el Consejo Escolar de Andalucía participará una
persona en representación del Instituto Andaluz de la Mujer.
Artículo 19. Inspección educativa.
1. Los servicios de inspección educativa de Andalucía velarán por el
cumplimiento de los principios y valores destinados a fomentar la igualdad
real entre mujeres y hombres, establecidos en la presente ley.
2. La inspección educativa tendrá entre sus actuaciones el asesoramiento,
supervisión y evaluación de la educación para la igualdad de mujeres y
hombres. En este sentido, supervisará el respeto de esta normativa en los
materiales curriculares, libros de texto y, en general, en todas las
programaciones didácticas.
3. La Administración educativa de Andalucía organizará periódicamente
actividades formativas dirigidas a los servicios de inspección educativa,
sobre educación para la igualdad entre mujeres y hombres, inspirada en los
principios de pluralismo y diversidad.
SECCIÓN 2.ª ENSEÑANZA UNIVERSITARIA
Artículo 20. Igualdad de oportunidades en la Educación Superior.
1. El sistema universitario andaluz, en el ámbito de sus competencias,
fomentará la igualdad de oportunidades de mujeres y hombres con relación a
la carrera profesional. Igualmente, desarrollará medidas de conciliación
de la vida laboral y familiar para favorecer la promoción profesional y
curricular de todo el personal docente y no docente.
2. El sistema universitario andaluz adoptará las medidas necesarias para
que se incluyan enseñanzas en materia de igualdad entre mujeres y hombres
en los planes de estudios universitarios que proceda.
3. Asimismo, el sistema universitario andaluz, dentro del respeto a la
autonomía universitaria, y a tenor de lo establecido en su legislación
específica, impulsará medidas para promover la representación equilibrada
entre mujeres y hombres en la composición de los órganos colegiados de las
universidades y comisiones de selección y evaluación.
Artículo 21. Proyectos de investigación.
1. El sistema universitario andaluz impulsará la presencia equilibrada de
mujeres y hombres en el ámbito de la investigación, la ciencia y la
tecnología.
2. El sistema universitario andaluz promoverá que se reconozcan los
estudios de género como mérito a tener en cuenta en la evaluación de la
actividad docente, investigadora y de gestión del personal docente e
investigador de las universidades públicas de Andalucía.
3. Las Administraciones públicas de Andalucía, en el ámbito de sus
competencias, fomentarán el apoyo a la formación y a la investigación en
materia de igualdad entre mujeres y hombres y promoverán y velarán por que
en los proyectos de investigación de los que se puedan extraer resultados
para las personas tengan en cuenta la perspectiva de género.
CAPÍTULO II
De la igualdad en el empleo
Artículo 22. Igualdad de oportunidades en el acceso al empleo.
1. Será un objetivo prioritario de la actuación de la Administración de la
Junta de Andalucía la igualdad de oportunidades en el empleo. A tal
efecto, se llevarán a cabo políticas de fomento del empleo y actividad
empresarial que impulsen la presencia de mujeres y hombres en el mercado
de trabajo con un empleo de calidad, y una mejor conciliación de la vida
laboral, familiar y personal.
2. La Administración de la Junta de Andalucía desarrollará las medidas de
acción positiva destinadas a garantizar la igualdad de oportunidades y la
superación de las situaciones de segregación profesional, tanto vertical
como horizontal, así como las que supongan desigualdades retributivas.
SECCIÓN 1.ª DE LA IGUALDAD LABORAL EN EL SECTOR PRIVADO Y EN LA FUNCIÓN
PÚBLICA ANDALUZA
Subsección 1.ª Igualdad en el ámbito laboral
en el sector privado
Artículo 23. Políticas de empleo.
1. Las Administraciones públicas de Andalucía, en el marco de sus
competencias, impulsarán la transversalidad de género como instrumento
para integrar la perspectiva de género en el diseño, ejecución,
seguimiento y evaluación de las políticas de empleo que se desarrollen en
el ámbito de la Comunidad Autónoma, incluyéndose, en su caso, las medidas
específicas y necesarias.
2. La Administración de la Junta de Andalucía garantizará la participación
de mujeres en el desarrollo de los programas de políticas activas de
empleo, que aseguren la coordinación de los diferentes dispositivos y
contemplen las necesidades que impidan o dificulten el acceso de las
mujeres a los mismos, con especial atención a las mujeres que presenten
una mayor vulnerabilidad y discriminación.
3. La Administración de la Junta de Andalucía prestará especial atención a
colectivos de mujeres en los que se unan varias causas de discriminación.
4. El Servicio Andaluz de Empleo no podrá tramitar ninguna oferta de
empleo discriminatoria por razón de sexo. A tal efecto, se formará a su
personal para incorporar la perspectiva de género en el proceso de
inserción laboral.
5. Asimismo, posibilitará que el personal de los servicios de empleo y
entidades colaboradoras disponga de la formación necesaria en igualdad de
oportunidades, para la incorporación efectiva de la perspectiva de género
en el proceso de inserción laboral.
6. Las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de
oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar
medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre
mujeres y hombres.
7. Corresponde a la Junta de Andalucía, en el marco de la legislación del
Estado y del Estatuto de Autonomía para Andalucía, garantizar que en la
elaboración de los Planes de Actuación de la Inspección de Trabajo se
recoja como objetivo prioritario la actuación contra la discriminación
laboral directa e indirecta, para tal fin se dotará de los recursos
necesarios para la eficacia de las actuaciones.
8. La Administración de la Junta de Andalucía realizará estudios sobre las
estimaciones del valor económico que tiene el trabajo doméstico y el
cuidado de las personas que se realiza en la Comunidad Autónoma de
Andalucía. El resultado de dichos estudios será difundido, con el fin de
dar a conocer su contribución a la economía y a la sociedad andaluza.
Artículo 24. Incentivos a la contratación de mujeres.
Se establecerán incentivos a la contratación estable de las mujeres,
atendiendo con carácter prioritario a aquellos sectores y categorías
laborales en los que se encuentren subrepresentadas, así como a sus
situaciones singulares.
Artículo 25. Promoción empresarial.
Los poderes públicos de Andalucía, en el marco de sus políticas de fomento
empresarial, contemplarán ayudas específicas a mujeres para la creación de
empresas o ayudas al autoempleo. Asimismo, establecerán medidas de
formación, asesoramiento y seguimiento que permitan la consolidación de
los proyectos empresariales.
Artículo 26. Calidad en el empleo.
1. La Administración de la Junta de Andalucía garantizará la igualdad de
género en el acceso al empleo. En especial, incidirá en aspectos
relacionados con la estabilidad, la calidad y la igualdad de remuneración
entre mujeres y hombres. Asimismo, fomentará la igualdad en la promoción
profesional, en la participación en procesos de formación continua, en el
desarrollo de la trayectoria profesional, y velará por la prevención del
acoso sexual y acoso por razón de sexo.
2. La Administración de la Junta de Andalucía garantizará la igualdad de
oportunidades en todas las facetas de la relación laboral y, en especial,
en relación con la igualdad de retribución por trabajo de igual valor. A
tal fin, promoverá que, en los planes de actuación de la Inspección de
Trabajo y Seguridad Social, tenga carácter prioritario el cumplimiento del
principio de igualdad de oportunidades en el ámbito laboral y del empleo.
3. Las Administraciones públicas de Andalucía, con la colaboración de los
agentes sociales, incentivarán la calidad en el empleo y la promoción de
la igualdad de mujeres y hombres.
Artículo 27. Planes de igualdad y presencia equilibrada en el sector
empresarial.
1. La Administración de la Junta de Andalucía fomentará y prestará apoyo y
asesoramiento para la elaboración de los planes de igualdad en las
empresas privadas que no estén obligadas por la Ley Orgánica 3/2007, de 22
de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Dichos planes,
sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa básica sobre la materia,
deberán contemplar medidas para el acceso al empleo, la promoción, la
formación, la igualdad retributiva; medidas para fomentar la conciliación
de la vida familiar y laboral, la protección frente el acoso sexual y el
acoso por razón de sexo, así como incluir criterios y mecanismos de
seguimiento, evaluación y actuación.
2. Las empresas procurarán la presencia equilibrada de mujeres y hombres
en sus órganos de dirección.
3. Las organizaciones empresariales procurarán la presencia equilibrada de
mujeres y hombres en sus órganos de dirección.
4. Los programas de formación incluidos en los Planes de Igualdad de las
empresas priorizarán las acciones formativas cuyo objetivo sea la igualdad
entre mujeres y hombres dentro de la organización.
Artículo 28. Negociación colectiva.
1. Partiendo del pleno respeto al principio constitucional de la autonomía
en la negociación colectiva, la Administración de la Junta de Andalucía
fomentará la inclusión de cláusulas destinadas a promover y garantizar la
igualdad de oportunidades y la no discriminación por razón de género en la
negociación colectiva en Andalucía. Se promoverá la elaboración de
recomendaciones o cláusulas tipo en esta materia, y en materia de
conciliación de la vida laboral, familiar y personal.
2. Se realizarán actividades de sensibilización destinadas a fomentar la
participación de las mujeres en la negociación colectiva. En los estudios
que se realicen sobre la negociación se incluirá el papel de la mujer en
la misma.
3. La Administración de la Junta de Andalucía garantizará que los
convenios colectivos:
a) No contengan cláusulas contrarias al principio de igualdad de
oportunidades de mujeres y hombres, ya sea esta discriminación directa o
indirecta, y que no establezcan diferencias retributivas por razón de
género.
b) Hagan un uso no sexista del lenguaje.
4. Las organizaciones sindicales procurarán la presencia equilibrada de
mujeres y hombres en sus órganos de dirección.
5. La Administración de la Junta de Andalucía promoverá que los convenios
colectivos incluyan el correspondiente análisis de impacto de género.
Artículo 29. Seguridad y salud laboral.
1. Las Administraciones públicas de Andalucía promoverán una concepción
integral de la salud que tenga en cuenta tanto los riesgos físicos como
psicosociales, atendiendo a las diferencias de las mujeres y de los
hombres.
2. Se adoptarán las medidas adecuadas de protección relativas a la salud y
a la seguridad de las trabajadoras embarazadas que hayan dado a luz
recientemente o que se encuentren en período de lactancia.
3. Se considerará discriminación por razón de sexo todo trato desfavorable
a las mujeres relacionado con el embarazo o la maternidad.
Artículo 30. Acoso sexual y acoso por razón de sexo.
1. Las Administraciones públicas de Andalucía adoptarán las medidas
necesarias, en su ámbito competencial, para que exista un entorno laboral
libre de acoso sexual y de acoso por razón de sexo. En este sentido,
tendrán la consideración de conductas que afectan a la salud laboral, y su
tratamiento y prevención deberán abordarse desde esta perspectiva, sin
perjuicio de la responsabilidad penal, laboral y civil que se derive.
Igualmente, y con esta finalidad, se establecerán medidas que deberán
negociarse con los representantes de las trabajadoras y los trabajadores,
tales como la elaboración y difusión de códigos de buenas prácticas, la
realización de campañas informativas o acciones de formación.
2. En todo caso, se considerarán discriminatorios el acoso sexual y el
acoso por razón de sexo, y, a tal efecto, las Administraciones públicas
arbitrarán los protocolos de actuación con las medidas de prevención y
protección necesarias frente a las consecuencias derivadas de estas
situaciones, garantizando la prontitud y confidencialidad en la
tramitación de las denuncias y el impulso de las medidas cautelares.
3. Los protocolos de actuación contemplarán las indicaciones a seguir ante
situaciones de acoso sexual y acoso por razón de sexo.
4. La Consejería competente en materia de igualdad impulsará la
elaboración de dichos protocolos y realizará el seguimiento y evaluación
de los mismos.
5. Las Administraciones públicas andaluzas, en el ámbito de sus
competencias, garantizarán el asesoramiento jurídico y psicológico
especializado a las víctimas de acoso sexual y acoso relacionado con el
sexo y el apoyo en ambos supuestos.
Subsección 2.ª Igualdad en el Sector Público
Artículo 31. Empleo en el sector público andaluz.
1. Al objeto de acceder al empleo público en la Administración de la Junta
de Andalucía, los temarios para la celebración de pruebas selectivas
incluirán materias relativas a la normativa sobre igualdad y violencia de
género.
2. Para que la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres sea
integrada en el desarrollo de la actividad pública, la Administración de
la Junta de Andalucía garantizará la formación de su personal en esta
materia.
3. Las ofertas públicas de empleo de la Administración de la Junta de
Andalucía deberán ir acompañadas de un informe de impacto de género.
Artículo 32. Planes de igualdad en la Administración pública.
1. La Administración de la Junta de Andalucía, sus empresas públicas y
entidades instrumentales elaborarán, periódicamente, planes de igualdad.
2. En estos planes, se establecerán los objetivos a alcanzar en materia de
igualdad de trato y de oportunidades en el empleo público, así como las
estrategias y medidas a adoptar para su consecución.
3. Los planes de igualdad serán evaluados y establecerán medidas
correctoras, en su caso, cada cuatro años.
Artículo 33. Protección frente al acoso sexual y al acoso por razón de
sexo.
La Administración de la Junta de Andalucía adoptará las medidas necesarias
para una protección eficaz frente al acoso sexual y el acoso por razón de
sexo, tanto en el ámbito de la Administración pública como en el de las
empresas privadas.
SECCIÓN 2.ª RESPONSABILIDAD SOCIAL Y MARCA DE EXCELENCIA
Artículo 34. Actuaciones de responsabilidad social de las empresas en
materia de igualdad.
1. Sin perjuicio de las normas en materia de empleo recogidas en el
presente título, las empresas podrán asumir, en virtud de acuerdos, con la
representación legal de las trabajadoras y trabajadores, instituciones,
organismos y asociaciones para la igualdad de género, actuaciones de
responsabilidad social, a través de medidas económicas, comerciales,
laborales, asistenciales o de otra índole, con la finalidad de mejorar la
situación de igualdad entre mujeres y hombres en la empresa.
2. Los poderes públicos de Andalucía impulsarán medidas para fomentar el
desarrollo de actuaciones de responsabilidad social de las empresas en
materia de igualdad de género.
Artículo 35. Marca de excelencia en igualdad.
1. El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía establecerá un
reconocimiento para distinguir a aquellas entidades comprometidas con la
igualdad entre mujeres y hombres, con la finalidad de incentivar las
iniciativas empresariales que implanten medidas para la promoción de la
igualdad en la gestión de los recursos humanos, así como mejoras en la
calidad del empleo de las mujeres. Se valorará:
a) La equilibrada representación de mujeres y hombres en los grupos y
categorías profesionales y la adopción de medidas de acción positiva en el
acceso al empleo y en la promoción profesional en los niveles en los que
las mujeres estén subrepresentadas.
b) Las garantías de igualdad de retribución por trabajos de igual valor.
c); Las medidas concretas de conciliación de la vida laboral, familiar y
personal.
d); La implantación de medidas adecuadas de prevención y sanción contra la
violencia de género, acoso sexual y por razón de sexo.
e); La publicidad no sexista.
f); La implantación de un Plan de Igualdad en la Empresa.
g); La implementación de actuaciones de responsabilidad social en materia
de igualdad de oportunidades.
2. Los criterios para la obtención, el control de la ejecución y la
renovación de la marca de excelencia serán establecidos reglamentariamente.
CAPÍTULO III
Conciliación de la vida laboral, familiar y personal
Artículo 36. Derecho y deber de la corresponsabilidad de hombres y mujeres
en el ámbito público y privado.
1. Las mujeres y los hombres en Andalucía tienen el derecho y el deber de
compartir adecuadamente las responsabilidades familiares, las tareas
domésticas y el cuidado y la atención de las personas en situación de
dependencia, posibilitando la conciliación de la vida laboral, personal y
familiar y la configuración de su tiempo, para alcanzar la efectiva
igualdad de oportunidades de mujeres y hombres.
2. Las Administraciones públicas de Andalucía adoptarán medidas para
garantizar la conciliación de la vida laboral, familiar y personal de las
mujeres y hombres, teniendo en cuenta los nuevos modelos de familia y la
situación de las mujeres que viven en el medio rural.
Artículo 37. Organización de espacios, horarios y creación de servicios.
1. Para facilitar la conciliación de la vida laboral, familiar y personal
a través de un reparto equilibrado del tiempo de hombres y mujeres, la
Administración de la Junta de Andalucía, en colaboración con las Entidades
Locales, promoverá la elaboración de planes de diseño y organización de
los espacios que faciliten la funcionalidad de la ciudad, propicien la
proximidad de las dotaciones y servicios y minimicen los desplazamientos y
tiempos de acceso.
2. Se promoverá la coordinación entre los horarios laborales y el de los
centros educativos.
3. Asimismo, se impulsará la creación de infraestructuras y servicios para
facilitar el cumplimiento de las responsabilidades familiares y el cuidado
y atención de menores y de personas en situación de dependencia.
SECCIÓN 1.ª DE LA CONCILIACIÓN EN LAS EMPRESAS PRIVADAS
Artículo 38. Conciliación en las empresas.
1. La Junta de Andalucía impulsará medidas que favorezcan, en la empresa,
la conciliación de la vida laboral, familiar y personal.
2. Asimismo, se podrá incentivar a las empresas para que proporcionen
servicios y medidas destinadas a facilitar la conciliación de la vida
laboral, familiar y personal, mediante la creación de centros infantiles
en el ámbito laboral, infraestructuras y servicios adecuados.
3. La Junta de Andalucía impulsará la creación de centros infantiles en
polígonos industriales y parques tecnológicos que posibiliten a los
hombres y mujeres la conciliación de la vida laboral, familiar y personal.
SECCIÓN 2.ª DE LA CONCILIACIÓN EN LA FUNCIÓN
PÚBLICA ANDALUZA
Artículo 39. Conciliación en el empleo público.
La Administración de la Junta de Andalucía impulsará medidas de
flexibilización horaria y jornadas parciales, así como la creación de
centros infantiles en los centros de trabajo, para facilitar la
conciliación de la vida laboral y familiar de las empleadas y empleados
públicos, y hacer posible un reparto equilibrado de las tareas y
responsabilidades familiares domésticas.
Artículo 40. Permiso de paternidad.
1. La Administración de la Junta de Andalucía establecerá un permiso de
paternidad de hasta cuatro semanas, individual y no transferible, a favor
de todo su personal en los casos de nacimiento de hija o hijo, adopción o
acogimiento permanente de menores de hasta 6 años.
2. Asimismo, se establecerá un permiso de las mismas características
señaladas en el apartado anterior cuando progenitores adoptantes o
acogedores tengan el mismo sexo, que disfrutará la persona a la que no le
correspondiera el permiso por parto, adopción o acogimiento establecido
con carácter general.
3. Las condiciones de acceso y las modalidades de los indicados permisos
se establecerán reglamentariamente.
CAPÍTULO IV
Políticas de promoción y protección de la salud
y de bienestar social
SECCIÓN 1.ª PROMOCIÓN Y PROTECCIÓN DE LA SALUD
Artículo 41. Políticas de salud.
1. El sistema sanitario público de Andalucía impulsará, en los ámbitos de
promoción de salud y prevención de la enfermedad, las medidas necesarias
para atender a las diferentes necesidades de hombres y mujeres, adaptando
las actividades a las características de cada sexo.
2. Asimismo, impulsarán la aplicación de medidas que permitan la atención
específica a las necesidades en materia de salud que, por razón de sexo,
presenten las mujeres, con especial atención a los colectivos menos
favorecidos.
3. Igualmente, se establecerán las medidas que garanticen, en el ámbito
territorial de la Comunidad Autónoma, la integridad física y psíquica de
las mujeres y niñas, impidiendo la realización de prácticas médicas o
quirúrgicas que atenten contra dicha integridad.
4. Asimismo, se establecerán medidas que garanticen la accesibilidad a los
servicios sanitarios y prestaciones complementarias en condiciones de
igualdad entre hombres y mujeres y de forma compatible con la conciliación
de la vida familiar y laboral.
5. Se impulsarán las medidas necesarias para apoyar a las personas
cuidadoras de personas dependientes, especialmente en materia de
accesibilidad a los servicios y prestaciones complementarias del sistema
sanitario público de Andalucía, y se proporcionará formación adecuada para
mejorar el cuidado a las personas dependientes a su cargo.
6. Se impulsarán las medidas necesarias para evitar los embarazos no
deseados, con especial atención a las mujeres adolescentes, a través de
políticas de promoción y acceso a la planificación familiar.
7. Se impulsarán las medidas necesarias para la prevención y tratamiento
de enfermedades que afectan especialmente a las mujeres, como la anorexia,
la bulimia o la fibromialgia.
Artículo 42. Investigación biomédica.
1. La Administración de la Junta de Andalucía impulsará el enfoque de
género en las diferentes líneas y proyectos de investigación biomédica, de
forma que permita conocer los diferentes modos de enfermar y de respuesta
terapéutica de las mujeres y los hombres.
2. La Administración sanitaria incorporará a los estudios de investigación
y de opinión sobre los servicios sanitarios, así como en las encuestas de
salud, indicadores que permitan conocer los datos relativos a mujeres y
hombres, tanto de forma desagregada por sexos como en forma global.
SECCIÓN 2.ª POLÍTICAS DE BIENESTAR SOCIAL
Artículo 43. Igualdad en las políticas de bienestar social.
1. Los poderes públicos de Andalucía integrarán la perspectiva de género
en el desarrollo de las políticas de bienestar social. En este sentido, se
establecerán programas específicos para mujeres mayores, mujeres con
discapacidad, en riesgo de exclusión social, o dirigidos a mujeres en
situación de especial vulnerabilidad.
2. Igualmente, promoverán las acciones necesarias para eliminar la
discriminación por opción sexual y transexualidad, garantizando la
libertad de decisión individual.
Artículo 44. Mujeres mayores.
Los poderes públicos de Andalucía, en el contexto de la programación de
acciones destinadas a las personas mayores, establecerán programas
específicos dirigidos a las mujeres mayores, incidiendo en los aspectos
afectivos, emocionales, atendiendo a las necesidades de las que se
encuentran en situación de soledad, así como promoviendo su participación
en actividades socioculturales y asociativas.
Artículo 45. Cuidadoras y cuidadores de personas dependientes.
1. En desarrollo de políticas de atención a las personas dependientes en
Andalucía, la Administración de la Junta de Andalucía establecerá medidas
para la corresponsabilidad y programas de apoyo a cuidadores y cuidadoras,
conforme se determine reglamentariamente.
2. Asimismo, se proporcionará a las personas cuidadoras un acceso
permanente a la información, la formación y el asesoramiento adecuado que
les ayude a mejorar su calidad de vida.
Artículo 46. Inclusión social.
1. Los poderes públicos de Andalucía, en el marco de garantías para la
inclusión social, desarrollarán acciones dirigidas a quienes se encuentren
en situación de especial vulnerabilidad, estableciendo estrategias que
contemplen el enfoque de género en las políticas de intervención,
especialmente en las relativas al acceso al empleo y a la formación.
2. Se tendrán en cuenta las singulares dificultades en que se encuentran
las mujeres de colectivos de especial vulnerabilidad, tales como las que
pertenezcan a minorías, mujeres de etnia gitana, mujeres inmigrantes,
niñas, mujeres con discapacidad y mujeres prostituidas.
3. Los poderes públicos de Andalucía promoverán medidas para mejorar las
condiciones de las mujeres que se encuentren en una situación de
precariedad económica, derivada del impago de pensiones compensatorias y
alimentarias fijadas en convenio judicialmente aprobado o resolución
judicial, en casos de nulidad matrimonial, separación legal, divorcio,
extinción de pareja de hecho por ruptura o proceso de filiación o de
alimentos.
Artículo 47. Tráfico y explotación sexual de las mujeres.
La Administración de la Junta de Andalucía luchará contra la explotación
sexual y el tráfico de mujeres y pondrá en marcha acciones de prevención y
atención a las mujeres víctimas de explotación sexual. Asimismo, realizará
campañas de información y sensibilización sobre la situación de
explotación que sufren las mujeres prostituidas.
Artículo 48. Personas con discapacidad.
Los poderes públicos de Andalucía, en el contexto general de garantías de
los derechos de las personas con discapacidad, desarrollarán acciones para
las mujeres con discapacidad, teniendo como eje transversal de las
políticas públicas sus necesidades específicas, con el fin de asegurar su
inclusión y acceso en igualdad a todos los ámbitos de la sociedad.
Artículo 49. Mujeres migrantes
Los poderes públicos de Andalucía promoverán la integración, participación
y promoción de las mujeres migrantes; realizarán actuaciones para promover
la interculturalidad y el valor de la diversidad dentro de un marco de
derechos y de igualdad plena de las mujeres; velarán por el acceso al
empleo y a los servicios de las mujeres migrantes, y concederán protección
en situaciones de violencia de género.
CAPÍTULO V
Políticas de promoción y atención a las mujeres
Artículo 50. Planeamiento urbanístico y vivienda.
1. Los poderes públicos de Andalucía integrarán la perspectiva de género
en el diseño de las políticas y los planes en materia de vivienda,
desarrollando programas y actuaciones específicas para distintos grupos
sociales y modelos de familia.
2. Asimismo, los poderes públicos de Andalucía, en coordinación y
colaboración con las entidades locales en el territorio andaluz, tendrán
en cuenta la perspectiva de género en el diseño de las ciudades, en las
políticas urbanas, y en la definición y ejecución de los planeamientos
urbanísticos.
3. Asimismo, facilitarán el acceso a las viviendas protegidas de las
mujeres víctimas de violencia de género y de aquellas que se encuentren en
situación de riesgo de exclusión social, en función de las condiciones
especialmente gravosas que pudieran concurrir.
Artículo 51. Nuevas tecnologías.
1. Los poderes públicos de Andalucía promoverán las acciones que
favorezcan la implantación de las nuevas tecnologías, sobre la base de
criterios de igualdad, y promoverán la participación de las mujeres en la
construcción de la sociedad de la información y del conocimiento.
2. En los proyectos desarrollados en el ámbito de las tecnologías de la
información y la comunicación, financiados total o parcialmente por la
Administración de la Junta de Andalucía, se garantizará que su lenguaje y
contenido no sean sexistas.
Artículo 52. Mujeres del medio rural.
1. Los poderes públicos de Andalucía integrarán la perspectiva de género
en las actuaciones de desarrollo rural, garantizando que estas
intervenciones contemplen las necesidades de las mujeres, permitan su
plena participación con equidad en los procesos de desarrollo rural y
contribuyan a una igualdad real de oportunidades entre mujeres y hombres.
2. Los poderes públicos de Andalucía desarrollarán acciones dirigidas a
eliminar la discriminación de las mujeres del medio rural y favorecer su
incorporación al ámbito laboral, a la formación y a las nuevas
tecnologías, así como su plena participación en la vida pública. Asimismo,
garantizarán el ejercicio del derecho a la titularidad compartida en
explotaciones agrarias.
CAPÍTULO VI
Participación social, política y económica
Artículo 53. Participación política.
Las candidaturas para las elecciones al Parlamento de Andalucía
garantizarán la presencia equilibrada de mujeres y hombres.
Artículo 54. Participación social.
1. Las Administraciones públicas de Andalucía impulsarán medidas para el
fomento de la participación social de las mujeres.
2. Asimismo, cooperarán con la iniciativa social y las asociaciones para
la promoción de la igualdad de género.
Artículo 55. Fomento de las asociaciones de mujeres.
1. Los poderes públicos de Andalucía impulsarán el movimiento asociativo
de mujeres y establecerán acciones adecuadas para facilitar su
participación en la sociedad.
2. Asimismo, potenciarán todas aquellas iniciativas que persigan la
creación de redes de asociaciones de mujeres con el objetivo de incorporar
a las mujeres en la actividad pública y facilitar su participación social.
3. Igualmente, fomentarán la creación de órganos locales de participación
en relación con la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, y su
coordinación con otros órganos de ámbito territorial similares.
Artículo 56. Participación en ámbitos sociales, políticos, económicos,
culturales y deportivos.
1. Las Administraciones públicas de Andalucía promoverán la igualdad en la
participación de las mujeres y hombres en las actividades sociales,
culturales, lúdicas y deportivas que se desarrollen en la Comunidad
Autónoma.
2. Las Administraciones públicas favorecerán la efectiva apertura de las
disciplinas deportivas a las mujeres impulsando su participación en los
diferentes niveles y ámbitos del deporte.
3. Las Administraciones públicas fomentarán la igualdad de oportunidades
en la participación de las mujeres y hombres en los ámbitos políticos y
económicos.
4. Las Administraciones públicas competentes promoverán la presencia
equilibrada de mujeres y hombres en los órganos de dirección y decisión en
el ámbito social, político, económico, cultural y deportivo.
CAPÍTULO VII
Imagen y medios de comunicación
Artículo 57. Imagen de la mujer y del hombre.
1. Los poderes públicos de Andalucía promoverán la transmisión de una
imagen igualitaria, plural y no estereotipada de los hombres y de las
mujeres en todos los medios de información y comunicación, conforme a los
principios y valores de nuestro ordenamiento jurídico y las normas
específicas que les sean de aplicación.2. A tales efectos, se considerará
ilícita, de conformidad con lo previsto en la legislación vigente en esta
materia, la publicidad que atente contra la dignidad de la persona o
vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución,
especialmente los que refieren sus artículos 18 y 20, apartado 4. Se
entenderán incluidos en la previsión anterior los anuncios que presenten a
las mujeres de forma vejatoria, bien utilizando particular y directamente
su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto
que se pretende promocionar, su imagen asociada a comportamientos
estereotipados que vulneren los fundamentos de nuestro ordenamiento,
coadyuvando a genenar la violencia a que se refiere la Ley Orgánica
1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la
violencia de género.
3. El Consejo Audiovisual de Andalucía, en el cumplimiento de las
funciones que tiene asignadas, contribuirá a fomentar la igualdad de
género y los comportamientos no sexistas en los contenidos de las
programaciones ofrecidas por los medios de comunicación en Andalucía, así
como en la publicidad que emitan.
Artículo 58. Medios de comunicación social.
1. Los medios de comunicación social, cuya actividad se encuentre sujeta
al ámbito competencial de la Comunidad Autónoma de Andalucía, promoverán
la aplicación de un uso no sexista del lenguaje e impulsarán la
transmisión de una imagen de las mujeres y los hombres libre de
estereotipos sexistas.
Los medios de comunicación social adoptarán mediante autorregulación
códigos de conducta, con el fin de asumir y transmitir el principio de
igualdad de género. Asimismo, colaborarán con las campañas institucionales
dirigidas a fomentar la igualdad entre mujeres y hombres y la erradicación
de la violencia de género.
2. La Administración de la Junta de Andalucía fomentará las acciones que
contribuyan al desarrollo de valores y prácticas que fomenten la igualdad
de mujeres y hombres en los medios de comunicación social y en la
publicidad.
3. La Administración de la Junta de Andalucía promoverá una presencia
equilibrada de mujeres y hombres en órganos de dirección y decisión de los
medios de comunicación social.
TÍTULO III
Organización institucional y coordinación entre las distintas
Administraciones públicas para la igualdad
de género
Artículo 59. Comisión Interdepartamental para la Igualdad de Mujeres y
Hombres.
1. Se creará la Comisión Interdepartamental para la Igualdad de Mujeres y
Hombres, en la que estarán representadas todas las Consejerías de la Junta
de Andalucía, como órgano colegiado para el seguimiento de las acciones y
actuaciones de la Administración de la Junta de Andalucía en materia de
igualdad de género, que será presidida por la persona titular de la
Consejería competente en materia de igualdad.
2. Su composición, competencias y régimen de funcionamiento se
determinarán reglamentariamente.
Artículo 60. Unidades de igualdad de género.
1. Se crean unidades de igualdad de género en todas las Consejerías de la
Junta de Andalucía, con el fin de impulsar, coordinar e implementar la
perspectiva de género en la planificación, gestión y evaluación en sus
respectivas políticas.
2. Cada Consejería encomendará a uno de sus órganos directivos las
funciones de la unidad de igualdad de género en los términos que se
establezcan reglamentariamente.
3. La Administración de la Junta de Andalucía garantizará el asesoramiento
y la formación de su personal en materia de igualdad de género para
implementar eficazmente las políticas públicas con perspectiva de género.
Artículo 61. Observatorio de la igualdad de género.
1. Se creará el Observatorio de la igualdad de género como órgano asesor,
adscrito a la Consejería competente en materia de igualdad, destinado a
detectar, analizar y proponer estrategias para corregir situaciones de
desigualdad de las mujeres en la Comunidad Andaluza. En todo caso, se
priorizarán las áreas de violencia de género, situación laboral e imagen
pública de las mujeres.
2. Sus funciones, composición y funcionamiento, así como las distintas
áreas de intervención, serán determinadas reglamentariamente.
Artículo 62. Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres.
1. Se crea el Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres, adscrito a
la Consejería competente en materia de igualdad, como órgano de
participación de las organizaciones de mujeres en las políticas de
igualdad de género de la Junta de Andalucía.
2. Sus funciones y composición se regularán mediante decreto del Consejo
de Gobierno.
Artículo 63. Coordinación de los poderes públicos de Andalucía para la
igualdad de mujeres y hombres.
Se creará la Comisión de coordinación de las políticas autonómicas y
locales para la igualdad de género con el objeto de coordinar e impulsar
la integración del enfoque de género en las políticas y programas, en
materia de igualdad de mujeres y hombres, desarrollados por las distintas
Administraciones públicas de la Comunidad Autónoma, y que dependerá de la
Consejería competente en materia de igualdad; y estará compuesta por
representantes de la Administración de la Junta de Andalucía, de las
Diputaciones Provinciales y de los Ayuntamientos.
Se establecerán reglamentariamente sus funciones, composición y
funcionamiento.
TÍTULO IV
Garantías para la igualdad de género
Artículo 64. Evaluación de la aplicación de la ley.
En los términos en que reglamentariamente se determine, se elaborará un
informe periódico sobre el conjunto de actuaciones en relación con la
efectividad del principio de igualdad entre mujeres y hombres, que estará
coordinado por la Consejería que ostente las competencias en materia de
igualdad y que establecerá los criterios correctores que correspondan con
la finalidad objeto de esta ley.
Artículo 65. Igualdad de trato en el acceso al uso de bienes y servicios y
su suministro.
1. Los poderes públicos de Andalucía adoptarán las medidas necesarias para
garantizar el respeto al principio de igualdad de trato entre mujeres y
hombres, mediante la ausencia de discriminación directa e indirecta por
razón de sexo, en lo relativo al acceso a bienes y servicios y su
suministro.
2. De acuerdo con el artículo 69 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de
marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, la prestación de
bienes y servicios de forma exclusiva o principal a las personas de uno de
los sexos sólo será admisible cuando la diferencia de trato esté
justificada por un propósito legítimo y los medios para lograr tal
finalidad sean adecuados y necesarios.
Artículo 66. Acción de cesación y rectificación de la publicidad ilícita.
1. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley Orgánica
1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la
Violencia de Género, el Instituto Andaluz de la Mujer y las asociaciones
que tengan como objetivo único la defensa de los intereses de las mujeres
estarán legitimados para ejercitar la acción de cesación de publicidad
ilícita por utilizar en forma vejatoria la imagen de la mujer, en los
términos establecidos en la legislación vigente.2. El Consejo Audiovisual
de Andalucía, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 4.15 de la Ley
1/2004, de 17 de diciembre, de su creación, podrá solicitar de los
anunciantes y empresas audiovisuales, por iniciativa propia o a instancia
de las partes interesadas, el cese o la rectificación de la publicidad
ilícita o prohibida, y, cuando proceda, disponerlo, de conformidad con la
legislación aplicable y en los supuestos que la misma establezca.
Disposición adicional única. Modificación del artículo 30 de la Ley
10/1988, de 29 de diciembre, de Presupuesto de la Comunidad Autónoma de
Andalucía para 1989.Se añade un nuevo apartado 2 bis al artículo 30 de la
Ley 10/1988, de 29 de diciembre, de Presupuestos de la Comunidad Autónoma
de Andalucía para 1989, en los siguientes términos:
"Apartado 2 bis. Además de lo establecido en el aparado anterior, el
Instituto Andaluz de la Mujer, como organismo autónomo adscrito a la
Consejería competente en materia de igualdad, será el encargado de la
coordinación de las políticas de igualdad."
Disposición transitoria única.
Los Presupuestos de la Junta de Andalucía consignarán las previsiones
económicas necesarias para el desarrollo de la presente ley.
Disposición derogatoria única. Derogación normativa.
Quedan derogadas todas aquellas disposiciones, de igual o inferior rango,
que se opongan a lo previsto en la presente ley y, de forma expresa, el
artículo 140 de la Ley 18/2003, de 29 de diciembre, por la que se aprueban
medidas fiscales y administrativas; el apartado 3 a) del artículo 30, de
la Ley 10/1988, de 29 de diciembre, de Presupuesto de la Comunidad
Autónoma de Andalucía para 1989, por el que se crea el Consejo Rector del
Instituto Andaluz de la Mujer.
Disposición final primera. Desarrollo reglamentario.
Se autoriza al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía para dictar
las disposiciones necesarias para el desarrollo normativo y ejecución de
la presente ley.
Disposición final segunda. Entrada en vigor.
La presente ley entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en
el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.