BOPA nº 723, pag. 38936 de la VII Legislatura (20/09/2007)


En cumplimiento del Real Decreto 4/2010, por el que se regula el Esquema Nacional de Interoperabilidad en el ámbito de la Administración Electrónica, los archivos pdf anteriores cumplen el estándar ISO 19005-1:2005 o el ISO 32000-1:2008.

Puede obtener un lector pdf compatible con dichos estándares en: https://pdfreaders.org; donde no se facilita un programa en exclusiva además de seguir la recomendación de la Unión Europea de usar software libre.



7-07/PL-000011, Proyecto de Ley de la radio y televisión de titularidad
autonómica gestionada por la Empresa Pública de la Radio y Televisión de
Andalucía
Enmienda a la totalidad con propuesta de devolución presentada por el G.P.
Popular de Andalucía
Calificación favorable y admisión a trámite
Sesión de la Mesa de la Comisión de Coordinación de 18 de septiembre de
2007
Orden de publicación de 18 de septiembre de 2007
A LA MESA DE LA COMISIÓN DE COORDINACIÓN
El G.P. Popular de Andalucía, al amparo de lo previsto en el artículo 110
del vigente Reglamento de la Cámara, presenta la siguiente enmienda a la
totalidad con propuesta de devolución al Proyecto de Ley 7-07/PL-000011,
de la radio y televisión de titularidad autonómica gestionada por la
Empresa Pública de la Radio y Televisión de Andalucía, por las siguientes
razones:
Desde la creación de la Empresa Pública de la Radio y Televisión de
Andalucía a través de la Ley 8/1987, de creación de la Empresa Pública de
la Radio y Televisión de Andalucía y regulación de los servicios de
radiodifusión y televisión en Andalucía, elaborada en función de la
competencia que le atribuía el artículo 16 del anterior Estatuto de
Autonomía para Andalucía, varias han sido las modificaciones legislativas
que se han producido sin poder destacar lamentablemente ningún resultado
positivo.
Desde aquel momento hasta llegar a la actualidad, dichos cambios ponían de
manifiesto la tendencia por parte del Gobierno andaluz en conseguir y
mantener el férreo control sobre nuestro medio de comunicación público,
dando como resultado un medio carente de independencia, objetividad y
neutralidad.
Al final de la presente legislatura, tras una dilación en el tiempo que
respondía a intereses partidistas, el Gobierno andaluz presenta un
Proyecto de Ley en el que reitera los principios inspiradores que deben
guiar la actuación de la Radio y Televisión Pública de Andalucía: la
objetividad, la veracidad, la imparcialidad de las informaciones, el
respeto al pluralismo político, social, cultural, religioso y, entre
otros, la separación entre informaciones y opiniones, la identificación de
quienes sustentan estas últimas y la libre expresión de las mismas.Lo
cierto y lamentable es que no se han conseguido dichos objetivos ni es
previsible que con el texto que se presenta se logren cumplir, por lo que
el Grupo Parlamentario Popular de Andalucía presenta una enmienda a la
totalidad a dicho Proyecto de Ley basada en las siguientes consideraciones:
En primer lugar, porque el establecer para la elección del Director
General de la RTVA una mayoría de dos tercios solo en primera vuelta y
variar ese quórum en una segunda, esta ya de tres quintos, es volver a
jugar sucio en el proceso de elección, abriendo una puerta falsa para
imponer por el Grupo parlamentario mayoritario a través de
intencionadamente dinamitar cualquier acuerdo adoptado por el conjunto de
fuerzas políticas basado en los dos tercios, para luego, en una segunda
vuelta, volver a los tres quintos. Es decir, volver a lo de siempre: la
imposición, no desde un acuerdo amplio de la mayoría de los Grupos
parlamentarios, sino desde el Grupo mayoritario.
Esta clara diferencia, posible a todas luces con lo dispuesto en el actual
Proyecto de Ley, deja en realidad sin efecto y dinamita el alcanzar una
decisión en el ámbito parlamentario que responda al cumplimiento de los
principios de objetividad, veracidad, independencia, pluralidad y
neutralidad informativa.
Indefectiblemente, ha de ser dos tercios en cualquiera de los casos la
mayoría exigible en la elección del Director General del ente público de
comunicación para desterrar de una vez por todas el rodillo del partido
que ostentase mayoría absoluta en el Parlamento andaluz y quebrase así el
consenso necesario para designar a la persona que debe dirigir de un modo
profesional y con exquisita objetividad y neutralidad un servicio de
interés público, y, por tanto, sufragado por todos los andaluces.
En segundo lugar, porque, como ha quedado demostrado en el punto anterior
y sobre todo en el tiempo transcurrido desde la creación de la RTVA, el
consenso debe presidir la actuación de nuestro medio de comunicación
público y este hecho no se ha producido. El máximo consenso político entre
las distintas fuerzas del arco parlamentario andaluz no ha tenido lugar y
eso imposibilita la consecución de los objetivos previstos.
En tercer lugar, la no consecución de los objetivos de pluralismo,
veracidad, objetividad e imparcialidad en modo alguno puede propiciar que
la Radiotelevisión de Andalucía sea de todos los andaluces, sino que se
constituye en un medio sectario, al servicio del partido en el Gobierno y,
por tanto, carente de la legitimidad necesaria para el desarrollo de su
actividad.
Con la presentación de este Proyecto de Ley, el Gobierno andaluz y el
partido que lo sustenta buscan, a través de la ley, una cobertura política
a una televisión de partido único en Andalucía, garantizando la
manipulación y un intervencionismo diario partidista y político.
Cuestiones tales como la falta de auténticos mecanismos de control por el
Consejo de Administración de la RTVA, desde la falta de garantías en la
designación de su propio Presidente, que, presumiblemente, con lo
dispuesto corresponderá en exclusiva a la decisión del Grupo mayoritario
de la Cámara -hecho este que desvirtuará y acentuará aún más si cabe el
actual control existente sobre el Consejo-, hasta la Carta del Servicio
Público, el Contrato-Programa, la delegación de competencias previstas en
el artículo 3 o las propias operaciones de crédito contempladas en el
artículo 24, muestran bien a las claras que la pretensión última de este
texto no es otra que la de seguir incidiendo en el control partidario del
ente RTVA, que por su propia naturaleza debería ser abierto, participativo
y reflejo de la diversidad y pluralidad política existente en Andalucía.
El propio intervencionismo del que hace gala este Proyecto de Ley en lo
relativo a la denominada Carta del Servicio Público viene a resaltar de
una forma clara que los propios contenidos de la RNA no girarán en torno
al Consejo de Administración, sino al Ejecutivo andaluz.
Con la presentación de este Proyecto de Ley parece igualmente que la falta
de interés demostrado en alcanzar el consenso por parte del Gobierno
socialista responde exclusivamente a mantener en el cargo al actual
Director General de la RNA, quien ha prestado un importante servicio al
Partido Socialista.
Se pone de manifiesto, en definitiva, con la presentación de este Proyecto
de Ley, que el Gobierno andaluz ha presentado un texto que es la antítesis
de la democracia, al tiempo que supone una nueva prueba del déficit
antidemocrático del Ejecutivo andaluz.
Parlamento de Andalucía, 10 de septiembre de 2007.
La Portavoz del G.P. Popular de Andalucía,
María Esperanza Oña Sevilla.