BOPA nº 434, pag. 24450 de la VII Legislatura (10/05/2006)


En cumplimiento del Real Decreto 4/2010, por el que se regula el Esquema Nacional de Interoperabilidad en el ámbito de la Administración Electrónica, los archivos pdf anteriores cumplen el estándar ISO 19005-1:2005 o el ISO 32000-1:2008.

Puede obtener un lector pdf compatible con dichos estándares en: https://pdfreaders.org; donde no se facilita un programa en exclusiva además de seguir la recomendación de la Unión Europea de usar software libre.



7-06/PL-000005, Proyecto de Ley de creación del Instituto Andaluz de
Prevención de Riesgos Laborales
Envío a la Comisión de Empleo
Apertura del plazo de quince días hábiles, a partir de su publicación,
para la presentación de enmiendas a la totalidad
Sesión de la Mesa del Parlamento de 27 de abril de 2006
Orden de publicación de 27 de abril de 2006
Proyecto de Ley de creación del Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos
Laborales
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
En el ámbito de la Unión Europea, con el Acta Única Europea y la
instauración del Mercado Interior Único, se decidió la armonización de las
legislaciones de los Estados miembros en materia de seguridad y salud en
el trabajo, con carácter de disposiciones mínimas, adoptándose en
consecuencia un cuerpo legislativo específico con la base jurídica del
entonces artículo 118-A del Tratado de la Comunidad Europea, actual
artículo 137 del Tratado de la Unión Europea.
Este conjunto de disposiciones está encabezado por la denominada Directiva
Marco (89/391/CEE), que contiene el marco jurídico general de la política
de prevención comunitaria y que a lo largo de los años se ha ido
complementando con directivas específicas.
El marco comunitario se completa con el artículo 31 de la Carta de
Derechos Fundamentales de la Unión Europea, así como el artículo II-91 del
Tratado por el que se establece una Constitución para Europa, que
reconocen el derecho a todo trabajador a trabajar en condiciones que
respeten su salud, su seguridad y dignidad.Por su parte, la Constitución
Española de 1978, en su artículo 40.2, establece la obligación de los
poderes públicos de velar por la seguridad e higiene en el trabajo, como
uno de los principios rectores de la política social y económica; así
mismo, el artículo 35 de la Constitución reconoce el derecho al trabajo,
lo que exige o presupone el fomento de unas condiciones laborales dignas y
seguras. En el ámbito andaluz, los artículos 149.1.7 de la Constitución
Española y 17.2 del Estatuto de Autonomía para Andalucía atribuyen a la
Comunidad Autónoma la ejecución de la legislación laboral, siendo una de
las materias integradas en la mencionada función ejecutiva la
correspondiente a la seguridad, higiene y prevención de riesgos laborales.
El mandato de velar por la seguridad e higiene en el trabajo establecido
en la Constitución se desarrolla básicamente a través de la Ley 31/1995,
de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, que supone la
traslación a su vez de la Directiva Marco antes citada y de las Directivas
92/85/CEE, 94/33/CEE y 91/383/CEE, relativas a la protección de la
maternidad, de los jóvenes y al tratamiento de las relaciones de trabajo
temporales, de duración determinada y empresas de trabajo temporal y
suponen una armonización de nuestro ordenamiento con los postulados de la
Unión Europea.
La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales,
viene a establecer una nueva concepción de la vieja acepción de seguridad
e higiene en el trabajo, hoy entendida como prevención de riesgos
laborales, integrada en el conjunto de actividades de la empresa, con un
marco globalizador que obliga a su consideración preventiva desde una
óptica de conjunto.
La Ley 54/2003, de 12 de diciembre, de Reforma del Marco Normativo de la
Prevención de Riesgos Laborales, entre otros aspectos, reafirma la
necesidad de fomentar la cultura preventiva para garantizar el
cumplimiento más real y efectivo de la normativa existente de prevención
de riesgos laborales.
A nivel autonómico, el Decreto 313/2003, de 11 de noviembre, que aprueba
el Plan General para la Prevención de Riesgos Laborales en Andalucía,
resultado del consenso de los agentes económicos y sociales y la
Administración de la Junta de Andalucía en el Consejo Andaluz de
Prevención de Riesgos Laborales, establece entre una de sus acciones la
creación por ley de un Instituto de Prevención de Riesgos Laborales.
Por último, el VI Acuerdo de Concertación Social de Andalucía, firmado el
25 de enero de 2005 por la Junta de Andalucía, las organizaciones
sindicales Unión General de Trabajadores de Andalucía y Comisiones Obreras
de Andalucía, y la Confederación de Empresarios de Andalucía, contempla,
entre las medidas que se establecen en materia de seguridad y salud
laboral, la creación del Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos
Laborales.
Así pues, la Junta de Andalucía, consciente de su papel como
Administración competente en prevención de riesgos laborales y de su
condición de servicio público ineludible y fundamental en orden a la
seguridad y salud de la población laboral, hace suyo el principio rector
de la acción preventiva, que se dirige a la evitación de los riesgos y en
su defecto al control en origen de los mismos. Esta concepción directa y
práctica requiere instrumentos de análisis y de aplicación específica, que
sirvan realmente para elevar el nivel de protección de la población
laboral.
Mas allá de esta integración de intereses en el control de las situaciones
generadoras de riesgo, hay que generar una conciencia social preventiva
que allane el camino y conduzca a una auténtica cultura preventiva,
realmente impregnada en los hábitos de vida.
Con esta Ley se pretende que el Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos
Laborales sea el órgano público dinamizador de todas estas posibilidades
que ha de dirigir, contando para ello con la participación de todos los
sectores de la sociedad implicados, especialmente la de los interlocutores
sociales, la creación, difusión, fomento y desarrollo de iniciativas de
todo tipo que han de llegar a la población laboral y deben alcanzar al
conjunto de la sociedad, pues no es posible disociar la seguridad y salud
laboral de la calidad del trabajo y de la calidad de vida, y en definitiva
del progreso y bienestar social.
De esta forma, se pretende avanzar en el fomento y difusión de una cultura
preventiva en Andalucía mediante la creación de un Instituto que no
responda a modelos tradicionales sino a una nueva visión más cercana a una
sociedad compleja con nuevas formas de relacionarse con el entorno, pero
con miras universales y de proyección más amplia.
Así mismo, el Instituto establecerá un soporte científico que posibilite
una Administración Pública actualizada para fijar una política preventiva
próxima a la ciudadanía.
De otro lado, los distintos sectores de actividad contarán con la Unidad
de Prevención de Riesgos Laborales para mejorar los niveles de
información, formación y asesoramiento.
CAPÍTULO I
Principios generales
Artículo 1. Creación y naturaleza.
Se crea el Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, como
organismo autónomo de carácter administrativo de la Junta de Andalucía. El
Instituto tiene personalidad jurídica y patrimonio propio independiente de
la Junta de Andalucía, de conformidad con lo previsto en el artículo 4.1
a) de la Ley 5/1983, de 19 de julio, General de la Hacienda Pública de la
Comunidad Autónoma de Andalucía.
Artículo 2. Adscripción.
El Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, para el
cumplimiento de sus fines, queda adscrito a la Consejería que ostente las
competencias en materia de seguridad y salud laboral, y bajo la autoridad
superior de su titular, dependerá de la Dirección General competente en
esta materia, que ejercerá sobre él las facultades de dirección, control y
tutela que le atribuyen la legislación de la Comunidad Autónoma y el
ordenamiento jurídico administrativo.
Artículo 3. Fines y funciones.
1. El Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales tiene como
fines generales fomentar la cultura preventiva en Andalucía, el análisis y
estudio de las condiciones de seguridad y salud laboral, así como la
promoción y apoyo a la mejora de las mismas.
2. El Instituto, en cumplimiento de estos fines, tendrá las siguientes
funciones:
a) El fomento de la cultura preventiva en el ámbito laboral en Andalucía,
así como la difusión y enriquecimiento de la misma.
b) El análisis y el estudio de las condiciones de trabajo en seguridad y
salud laboral en Andalucía, sin perjuicio de las atribuidas a la
Administración competente en materia de prevención de riesgos laborales.
c) El análisis y el estudio de la siniestralidad laboral, con referencia a
la accidentabilidad y a las enfermedades profesionales.
d) La realización de actividades de formación en materia de prevención de
riesgos laborales, así como la implantación de programas de formación en
sectores productivos.
e) La organización de campañas de difusión de la cultura de la prevención
en el ámbito laboral entre empresas y personas trabajadoras.
f) La creación de foros de encuentro de los agentes implicados en
seguridad y salud laboral, para debates, propuestas y consultas.
g) La realización de acciones de información y asesoramiento en materia de
prevención de riesgos laborales en sectores productivos.
h) El establecimiento de canales de estudio e investigación que sirvan de
soporte a la política pública andaluza de seguridad y salud laboral.
i) El apoyo a iniciativas y programas de interés social en materia de
seguridad y salud laboral.
j) El seguimiento de la incidencia de las Enfermedades Profesionales en
Andalucía.
k) Cualquiera otra que, por su naturaleza o finalidad, pudiera o debiera
ser asumida por el Instituto.
l) Las restantes que puedan serle atribuidas por la normativa aplicable.
Articulo 4. Régimen de colaboración.
El Instituto podrá prestar colaboración en materias propias de su
competencia a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social así como al
Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, a los centros de
prevención de riesgos laborales dependientes de la Consejería competente
en materia de empleo, a las restantes Consejerías, en especial a la
Consejería competente en materia de salud, y organismos de la
Administración de la Junta de Andalucía, a los sindicatos y a las
organizaciones empresariales y a los institutos y órganos técnicos
competentes de prevención de riesgos laborales dependientes de otras
Comunidades Autónomas y a otras entidades públicas o privadas existentes.
Artículo 5. Sede.
El Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales tendrá su sede en
la ciudad de Sevilla.
CAPÍTULO II
Organización
Artículo 6. Órganos del Instituto.
El Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos laborales se estructura en
los siguientes órganos:
1. Órganos de Gobierno.
a) La Presidencia.
b) El Consejo General.
c) La Dirección-Gerencia.
2. Órgano de Asesoramiento y Formación: la Unidad de Prevención de Riesgos
Laborales.
Artículo 7. La Presidencia.
La Presidencia corresponderá a la persona titular de la Consejería
competente en materia de seguridad y salud laboral, con las siguientes
funciones:
a) Ostentar la representación legal del Instituto.
b) Convocar, formular el orden del día, presidir y moderar las reuniones
del Consejo General.
c) Suscribir los contratos, convenios y resoluciones referidas a asuntos
propios del Instituto, pudiendo delegar aquellas funciones o competencias
que considere necesario.
Artículo 8. El Consejo General.
1. El Consejo General es el órgano superior del Instituto Andaluz de
Prevención de Riesgos Laborales, que ejerce la alta dirección, gobierna el
Instituto y establece las directrices de actuación, y contará con la
participación de los Agentes Económicos y Sociales más representativos de
Andalucía.
2. El Consejo General estará formado por la Presidencia, la
Vicepresidencia y dieciséis vocales nombrados por la Presidencia. Podrá
funcionar en Comisión Permanente, pudiéndose constituir también Comisiones
de Trabajo. El funcionamiento de estos órganos, así como la composición de
la Comisión Permanente y las Comisiones de Trabajo, se determinará
reglamentariamente.
3. La Vicepresidencia del Consejo General será ostentada por la persona
titular de la Dirección General competente en materia de seguridad y salud
laboral.
4. Serán vocales del Consejo General:
a) Ocho vocales en representación de la Administración de la Junta de
Andalucía, designados por la Consejería competente en materia de seguridad
y salud laboral, uno de los cuales será el Director o la Directora Gerente
del Instituto.
b) Cuatro vocales propuestos por las organizaciones empresariales de
carácter intersectorial más representativas en Andalucía, de acuerdo con
lo establecido en la disposición adicional sexta del Texto Refundido de la
Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto
Legislativo 1/1995, de 24 de marzo.
c) Cuatro vocales propuestos por las organizaciones sindicales más
representativas en Andalucía, de acuerdo con lo establecido en el artículo
7.1 de la Ley Orgánica 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical.
5. El Consejo General será asistido por una Secretaría. La persona titular
de esta Secretaría será nombrada por el Presidente o Presidenta del
Consejo, de acuerdo con lo que se determine en los Estatutos del Instituto
Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales. El titular de la Secretaría
asistirá a las reuniones del Consejo con voz pero sin voto.
6. Corresponderá al Consejo General:
a) Aprobar los criterios de actuación del Instituto.
b) Aprobar los planes y programas a propuesta de la Dirección-Gerencia.
c) Aprobar el borrador de Anteproyecto del Presupuesto del Instituto.
d) Aprobar la Memoria Anual y las Cuentas Anuales.
e) El seguimiento y la valoración de las actividades realizadas en las
materias específicas del Instituto.
f) Proponer la elaboración de estudios específicos en ámbitos sectoriales.
g) Proponer cuantas medidas considere necesarias para el mejor
cumplimiento de los fines del Instituto.
h) Aprobar las propuestas de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales.
i) Cualesquiera otras competencias que le sean atribuidas por la normativa
aplicable.
Artículo 9. La Dirección-Gerencia.
1. La Dirección-Gerencia ejercerá la dirección, coordinación y control de
las actividades del Instituto. La designación y cese del Director o de la
Directora Gerente del Instituto se efectuará por acuerdo del Consejo de
Gobierno, a propuesta de la Consejería que ostente las competencias en
materia de seguridad y salud laboral, previa consulta al Consejo General.
2. Corresponderá a la Dirección-Gerencia:
a) Ejecutar y hacer ejecutar los acuerdos del Consejo General.
b) Elevar al Consejo General, para su aprobación, las propuestas de planes
y programas de actuación.
c) Ejercer la jefatura superior del personal adscrito al Instituto Andaluz
de Prevención de Riesgos Laborales, en los términos establecidos en la
legislación vigente y de acuerdo con lo que reglamentariamente se
determine.
d) Autorizar los gastos, efectuar las disposiciones de gastos, contraer
obligaciones y ordenar pagos, dentro de los límites fijados por la
normativa vigente en materia presupuestaria.
e) Todas aquellas otras que le atribuyan los estatutos, la normativa
vigente y las que le sean delegadas.
Artículo 10. Unidad de Prevención de Riesgos Laborales.
1. La Unidad de Prevención de Riesgos Laborales se constituye como órgano
de asesoramiento del Instituto, conforme a lo dispuesto en el artículo
6.2, para proponer la planificación y realización de las actividades de
información, formación y asesoramiento en materia de prevención de riesgos
laborales en los diversos sectores productivos que así lo acuerden.
Para el desarrollo de estas funciones la Unidad de Prevención de Riesgos
Laborales dispondrá de los medios adecuados.
2. La Unidad de Prevención de Riesgos Laborales estará compuesta por seis
vocales, nombrados por el Presidente o Presidenta del Instituto.
a) Dos vocales en representación de la Administración de la Junta de
Andalucía, designados por la Consejería competente en materia de seguridad
y salud laboral.b) Dos vocales propuestos por las organizaciones
empresariales de carácter intersectorial más representativas en Andalucía,
de acuerdo con lo establecido en la disposición adicional sexta del Texto
Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real
Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo.
c) Dos vocales propuestos por las organizaciones sindicales más
representativas en Andalucía, de acuerdo con lo establecido en el artículo
7.1 de la Ley Orgánica 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical.
3. Su composición responderá a criterios de participación paritaria de
hombres y mujeres. A tal efecto, ambos sexos deberán estar representados
en, al menos, un cuarenta por cien de los miembros en cada caso designados.
Artículo 11. Programas de Actuación.
Para desarrollar las funciones de información, asesoramiento y formación,
el Instituto podrá establecer con las organizaciones sindicales y
empresariales, y en la forma que estatutariamente se determine, programas
temporales de actuación.
CAPÍTULO III
Régimen jurídico, de personal, presupuestario y financiero
Artículo 12. Régimen Jurídico-administrativo.
1. El régimen jurídico de los actos del Instituto Andaluz de Prevención de
Riesgos Laborales será el establecido en la Ley del Gobierno y
Administración de la Comunidad Autónoma, y demás normativa vigente.
2. Los actos administrativos del Instituto Andaluz de Prevención de
Riesgos Laborales dictados por el Presidente o Presidenta o por los
órganos colegiados que éste preside agotan la vía administrativa.
3. Contra los actos administrativos del Instituto Andaluz de Prevención de
Riesgos Laborales dictados por los restantes órganos podrán los
interesados interponer recurso de alzada ante el Presidente o Presidenta
del Instituto.
Artículo 13. Personal.
El personal del Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales podrá
ser personal funcionario o laboral, en los mismos términos y condiciones
que los establecidos para el resto del personal de la Administración de la
Junta de Andalucía, y de conformidad con la legislación aplicable.
Artículo 14. Patrimonio.
Para el cumplimiento de sus fines, el Instituto tendrá un patrimonio
propio constituido por el conjunto de los bienes y derechos de la
Comunidad Autónoma que se le adscriban y por los que adquiera por
cualquier título conforme a lo dispuesto en la Ley del Patrimonio de la
Comunidad Autónoma de Andalucía.
Artículo 15. Régimen presupuestario, Régimen de Contratación y
Contabilidad.
1. El régimen presupuestario, económico-financiero, de contabilidad,
intervención y de control financiero del Instituto será el establecido en
la Ley reguladora de la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma de
Andalucía, y en las demás disposiciones que le sean de aplicación.
El régimen de contratación será el previsto para las Administraciones
Públicas en la legislación de Contratación Administrativa.
2. Corresponde a la Intervención General de la Junta de Andalucía realizar
el control financiero, de legalidad, de eficacia y contable del Instituto
en los términos previstos en el título V de la Ley 5/1983, de 19 de julio,
General de la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma de Andalucía, y
las normas que la desa¦rrollan.
Artículo 16. Recursos.
Los recursos del Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales
estarán compuestos por los siguientes:
a) Los créditos consignados en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma
Andaluza a su nombre, a cuyos efectos contará con programas propios
específicos, así como las consignaciones para el cumplimiento de los fines
que la presente Ley atribuye al Instituto.
b) Las subvenciones, aportaciones, donaciones y herencias que reciba.
c) Los créditos que se traspasen conjuntamente con funciones, programas o
servicios procedentes de otras Administraciones Públicas y que sean
encomendados al Instituto.
d) Los ingresos ordinarios o extraordinarios que esté autorizado a
percibir.
e) Cualquier otro recurso que le pueda ser atribuido.
Disposición transitoria única. Asunción temporal de funciones.
Hasta tanto se proceda al nombramiento por acuerdo del Consejo de Gobierno
del Director o Directora Gerente del Instituto, las funciones que el
artículo 9 establece para la Dirección Gerencia serán asumidas por la
Vicepresidencia del Consejo General.
Disposición derogatoria única. Derogación de normas.
Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se
opongan a lo dispuesto en esta Ley.
Disposición final primera. Desarrollo reglamentario.
Se autoriza al Consejo de Gobierno para dictar las disposiciones
reglamentarias precisas para el desarrollo y ejecución de la presente Ley,
y, en especial, para la aprobación de los Estatutos del Instituto Andaluz
de Prevención de Riesgos Laborales.
Disposición final segunda. Entrada en vigor.
La presente Ley entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el
Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.